El presidente Donald Trump anunció que visitaría Puerto Rico el próximo martes.

En una intervención que fue transmitida en vivo por diversas cadenas de televisión, Trump afirmó que “Voy a ir el martes a Puerto Rico, creo que es el mejor momento para no causar interrupciones en los trabajos de recuperación”.

El presidente agregó que “quizás visite también las Islas Vírgenes”.

Trump agradeció las palabras de elogio hacia la labor de FEMA por parte de alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, y agregó que continúan trabajando duro en Puerto Rico.

“Es bien difícil porque Puerto Rico es una Isla. En Texas podíamos enviar los camiones de inmediato. Tuvimos A+ en Texas y Florida y también la vamos a tener en Puerto Rico. Pero la diferencia es que es una isla, que está en medio del océano. Y es un océano bien grande. Pero estamos haciendo un gran trabajo”, expresó Trump.

“Quiero ir allí (a Puerto Rico). El martes luce como la primera oportunidad que podemos hacerlo sin causar interrupciones en los trabajos de recuperación”, afirmó el presidente.

“Ya hemos enviado grandes cantidades de alimentos, agua y suministros. Y seguimos haciéndolo a cada hora”, indicó.

El presidente reiteró que “Puerto Rico es muy importante para mí. Son gente fenomenal y tenemos que ayudarlos”.

El presidente opinó que lo ocurrido en Puerto Rico fue algo devastador. “Esa Isla fue golpeada con toda la fuerza que se pueda imaginar. Cuando uno ve 200 millas por hora. Texas no sufrió algo así. Cuando ves 200 millas por hora e incluso más fuerte que eso… literalmente las casas se desbaratan. Es como tener los vientos de cientos de tornados”.

Es algo que nunca se había visto. En realidad llegó sobre tierra con categoría 5. La gente nunca había visto algo así. Y paso por el mismo medio”, continuó Trump. “Y no nos olvidemos que la semana antes les dio otro huracán (Irma). Ese les pasó por al lado, pero también hizo bastante daño”.

“Así que Puerto Rico tiene tremendos problemas, con inundaciones, daños, colapsos, todavía están buscando personas”, dijo. Trump. “Todo está destruido. La infraestructura estaba mal antes del huracán y ahora se acabó de destruir. Pero se van a levantar”.