La asignación de $900 millones para Puerto Rico aprobada en el Senado de Estados Unidos está en remojo.

Un congresista republicano de Texas se opuso al proyecto diseñado para asistir a los estados y territorios afectados por terremotos, inundaciones, huracanes y fuegos forestales. El representante de Texas Chip Roy presentó objeciones debido a que no proveía dinero para seguridad en la frontera.

El Senado había aprobado 85-8 el jueves en la noche luego de que el presidente Donald Trump acordara apoyar la medida a pesar de que no contenía $4,500 millones para la frontera que ha exigido.

Los fondos separados para Puerto Rico serían para ayudar en la recuperación del Huracán María de 2017.

El gobernador Ricardo Rosselló anunció que la asistencia para la Isla podría alcanzar los $1,400 millones, según ha reseñado El Nuevo Día. Junto con los $600 millones en asistencia nutricional de emergencia, la medida otorgaría $304 millones adicionales del programa de desarrollo comunitario para atender desastres (Cdbg-dr).

Sin embargo, la oposición de Roy atrasa la aprobación en la Cámara de Representantes. El proyecto de ley no llegará a las manos de Trump para su firma hasta que la Cámara lo lleve a votación.

Los congresistas estarán en receso hasta el 28 de mayo.