Los Ángeles. El buque hospital Mercy de la Marina estadounidense, con capacidad para 1,000 camas, atracó este viernes en Los Ángeles con 800 profesionales para asistir a los sanitarios durante la crisis del nuevo coronavirus.

El barco albergará a pacientes que no tienen COVID-19, en un intento por liberar camas de hospitales regionales y así puedan atender a enfermos del coronavirus, según han dicho las Fuerzas Armadas, además de personas que ya están hospitalizadas en el Condado de Los Ángeles y que serán transferidos a la embarcación.

El barco Mercy llega después de que el gobernador de California, Gavin Newsom, advirtiera esta semana que el estado necesitará 50,000 camas de hospital para pacientes con coronavirus.

Originalmente, se esperaba que el USNS Mercy, uno de los dos barcos de 1,000 camas hospitalarias de la Marina, fuese a la región de Seattle, una de las más afectadas de la nación, pero Newsom suplicó al presidente Donald Trump que lo enviase a Los Ángeles.

En una sesión informativa del Pentágono este lunes, el secretario de Defensa, Mark Esper, argumentó que fue la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés) la que finalmente determinó el destino de la embarcación, que normalmente se encuentra en San Diego (California).

En este sentido, el administrador de FEMA, Peter Gaynor, explicó que sus previsiones apuntan a que California necesitará más atención médica en las próximas semanas que el noroccidental estado de Washington.

"A pesar de que hay más casos en este momento en Washington, las necesidades proyectadas de camas en California son cinco veces más que las de Washington", apuntó en un comunicado hecho público por la Marina.

El otro barco de las Fuerzas Armadas con la misma capacidad, el USNS Comfort, se dirigirá a Nueva York en abril desde su puerto base en Norfolk (Virginia), porque actualmente se encuentra en fase de mantenimiento, según las autoridades.

Además del desplazamiento de estas dos embarcaciones, Trump anunció este domingo recursos adicionales para el estado de Washington, incluyendo cuatro estaciones médicas federales con 250 camas y tres con 750.

Hasta ahora se han registrado 1,216 casos de contagio y 21 muertes en el condado de Los Ángeles por COVID-19, de acuerdo a datos oficiales, mientras que en California en su conjunto hay más de 3,000 casos confirmados y 65 fallecimientos.