Un avión caza-huracanes que se encuentra investigando a Sally en el Golfo de México encontró que el sistema es un huracán categoría uno a solo horas de que entre a tierra en algún punto entre Luisiana y Mississippi.

Sus vientos máximos sostenidos están ahora en 90 mph. Se espera fortalecimiento adicional. La zona está bajo aviso de huracán.

“Un aviso de huracán significa que se esperan condiciones de huracán en algún lugar dentro del área bajo aviso. Los preparativos para proteger la vida y la propiedad deben completarse a la mayor brevedad”, indica el Centro Nacional de Huracanes CNH.

Los residentes de la costa del Golfo, cansados por las tormentas, se apresuraron a terminar los preparativos de último minuto el lunes mientras el huracán Sally avanzaba lentamente por las cálidas aguas del Golfo. Los meteorólogos predijeron que la mayor amenaza son las inundaciones, con hasta dos pies de lluvia cayendo en algunas áreas.

“La conclusión sigue siendo que se espera que Sally sea un huracán peligroso de movimiento lento cerca de la costa del sureste de Louisiana, Mississippi y Alabama durante los próximos 2-3 días”, dijo el CNH el lunes temprano.

Sally es quizás la invitada menos bienvenida entre muchas personas: por segunda vez en la historia registrada, hay cinco ciclones tropicales agitándose en la cuenca del Atlántico, dijo el meteorólogo Philip Klotzbach: Paulette, Rene, Teddy y ahora Vicky también están girando sobre el océano.

Trayectoria de Sally.