Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Legislatura adoptará su presupuesto y rechazará el de la Junta

Por Agencia EFE 06/15/2019 |10:03 p.m.
"El presupuesto que va a adoptar esta Cámara de Representantes para el próximo año fiscal, va a ser un presupuesto de la Asamblea Legislativa", afirmó Soto. (Archivo)  
Así lo afirmó el representante Antonio Soto.

El presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara baja, Antonio Soto, afirmó hoy que la Asamblea Legislativa adoptará el presupuesto para el funcionamiento de las dependencias del Departamento de Salud (DS), rechazando así el de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) para isla.

Según explicó Soto en un comunicado de prensa, ante la disparidad entre los presupuestos presentados por parte de la JSF y el ejecutivo para el componente de Salud, les solicitó a los funcionarios un desglose por concepto en la que se justifique la necesidad de fondos para cada uno de los programas de la agencia.

"El presupuesto que va a adoptar esta Cámara de Representantes para el próximo año fiscal, va a ser un presupuesto de la Asamblea Legislativa", afirmó Soto.

Las dependencias del DS son la Administración de Seguros de Salud de Puerto Rico (ASES), la Administración de Servicios Médicos (ASEM), la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA) así como el Centro Cardiovascular de Puerto Rico y el Caribe.

Por ello, Soto requirió que para el próximo martes, que tanto el DS, como sus dependencias, provean una segregación "conforme a las necesidades específicas para garantizar los servicios a nuestra gente y que cubra los gastos de personal, entre otros".

"El ejercicio de ustedes con la Oficina de Gerencia y Presupuesto ya terminó, ahora el ejercicio es con la Asamblea Legislativa", sentenció Soto, quien aseguró que lo que se aprobará es un presupuesto es un "conforme a la Ley Promesa".

Según se detalló en el comunicado, el secretario de Salud, Rafael Rodríguez, presentó un presupuesto recomendado de 1.005 millones de dólares, el cual se divide en 248 millones, proveniente del Fondo General; 561 millones de fondos federales; 74 millones correspondiente al renglón de asignaciones especiales; 107 millones de ingresos propios y 14 millones de fondos especiales estatales.

Soto indicó que aunque el total asignado por el Ejecutivo representa un aumento de 5,4 millones de dólares en la partida de nómina, respecto al presupuesto del año vigente, aseguró que ni esta cantidad, ni los 59.5 millones asignados por la JSF, cubren las necesidades de personal, ya que necesitan alrededor de 5 millones adicionales, para un total de 80,5 millones de dólares.

El funcionario explicó que esto se debe con el propósito de llenar plazas vacantes y mejorar la retribución de los profesionales que han aceptado mejores ofertas, tanto en hospitales privados locales, como en Estados Unidos.

Asimismo, el presupuesto refleja una disminución de 14 millones de dólares para el Hospital Universitario de Adultos, 9 millones menos para el Hospital Pediátrico y 4,7 millones menos para el Programa de Instituciones de Salud.

Regresa a la portada