Líderes del sector empresarial del país respaldaron hoy, martes, la creación de una junta de control fiscal que trabajará con la propuesta del Gobierno de elaborar un plan de ajuste fiscal a cinco años.

“La junta nos parece que es fundamental para que lo que se vaya a hacer, tenga una continuidad, no importa el resultado de las elecciones del año que viene y para que el plan pueda llevarse a cabo”, dijo el presidente saliente de la Cámara de Comercio, José Izquierdo Encarnación, luego de reunirse temprano en la tarde con el gobernador Alejandro García Padilla junto a otros líderes empresariales.

Participaron en el encuentro, el presidente entrante de la Cámara de Comercio, José Vázquez Barquet, el presidente del Centro Unido de Detallistas, Rubén Piñero, el presidente de la Cámara de Mayoristas y Distribuidores de Alimentos (Mida), Ricky Castro y Ramón Pérez Blanco, de la Asociación de Productos de Puerto Rico.

Izquierdo Encarnación, quien encabezó el grupo, sostuvo que la junta “es la única garantía que tiene el país de que esto se va a cumplir a largo plazo”.

El ingeniero dijo asimismo, que la composición de la junta será parte de la negociación con los acreedores. 

“Si (la junta) va a tener representantes federales, si va a tener representantes de los bonistas y quiénes van a ser los representantes locales, todo eso, va a ser un proceso de la negociación”, indicó.

Izquierdo Encarnación dijo que en la reunión se tocó también el tema de la inversión y plantearon que el dinero que “se va a diferir” del pago a los bonistas se utilice en proyectos específicos. 

“Lo que está planteado por el Gobierno es que los ahorros en cuanto a pagos a los bonos se reinviertan en proyectos estratégicos que creen economía y cómo nos aseguramos de que ese dinero no se use para otras cosas que no tienen que ver con el desarrollo económico. Las expresiones que nos hicieron fue que los proyectos que se van a hacer con esos fondos de ahorros, van a ser también avalados por la junta fiscal”, aseveró.

“El gobernador lo que está buscando de nosotros es un respaldo del sector privado en aquellas iniciativas que según el informe de Anne Krueger son muy importantes como las áreas de desarrollo económico que por muchos años se dejaron a un segundo plano por estar sobre enfocando en el área fiscal, imponiendo más contribuciones al sector privado y demás”, indicó Vázquez Barquet.

Los dirigentes empresariales también se expresaron a favor de una reforma laboral que atempere las leyes laborales de Puerto Rico a las de Estados Unidos para garantizar el desarrollo económico del país.

“No se trata de quitarle derechos a nadie, pero sí queremos que se creen nuevos empleos”, agregó. 

Según Izquierdo Encarnación, el sector privado ha recibido unos $3,750 millones de impuestos nuevos en los últimos cuatro años. 

“Hemos puesto nuestro grano de arena y si hay que poner más de nuestra colaboración lo pondremos, pero esa campaña de que el sector privado no ha pagado, es un discurso retórico. Si queremos que haya más empleos para los puertorriqueños y más renumerados tiene que haber un ambiente en Puerto Rico para que haya más empleos porque si no, no hay salario más bajo que el desempleo”, señaló.

Agregó que no favorecen una reducción en el salario mínimo federal.

Día de reuniones