Aguadilla.  No es que vaya a nevar en Aguadilla, pero el alcalde Carlos Mendez celebra hoy habérsele adelantando a la nación americana en asuntos de salario mínimo.

Es que hoy despertó la ciudad del Jardín Atlántico con cruzacalles colgando en lugares públicos celebrando que ya todos los empleados municipales cobran  $10.25 la hora.

El tema es harto mencionado justo hoy, día en que Puerto Rico se levanta con un aumento al impuesto por la venta y uso de 7% a 11.5%.

Para Méndez,  "la crisis es una bendición porque de ella el hombre tiene que ponerse creativo", según dijera en entrevista radial por Waba La Grande, citando al genio Albert Einstein. 

En un comunicado dejó claro establecido que "los empleados del Municipio están de celebración, debido a que efectivo hoy 1 de julio, el salario mínimo será de $10.25 la hora".

"Esta gesta es posible a los sólidos estados financieros que logra tener el Municipio de Aguadilla gracias a una excelente administración", destacó el alcalde novoprogresista, quien había prometido superar el salario mínimo federal. 

Méndez destacó que no solo los empleados que cobran el salario mínimo reciben este aumento de sueldo.  Sostuvo que todo empleado municipal, no importa cuál sea su salario, verá reflejado este nuevo aumento en su pago. 

"Noticias como estas marcan un precedente en la historia de la gobernanza municipal de Puerto Rico, debido a que Aguadilla se ha convertido en la ciudad con el salario mínimo más alto de todo Puerto Rico ", destacó.