La Asociación de los Miembros de la Industria de Cannabis Medicinal (MICaM) expresó preocupación ante la aprobación acelerada y sin su insumo de proyectos que pretenden enmendar la ley que regula a esta industria en Puerto Rico.

Conozca más sobre la industria del cannabis medicinal

Entre esos proyectos se encuentra el Proyecto del Senado 1317, que estaba ante la consideración de la Cámara de Representantes y que fue aprobado con enmiendas por ese cuerpo, por lo que deberá ser evaluado en Comité de Conferencia durante los próximos días.

El P. del S. 1317 es de la autoría del presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, y, según surge del título de la medida, elimina la licencia de médico autorizado y establece el requisito de créditos de educación continua a los médicos autorizados.

Para la industria, el proceso de discusión y aprobación de estas enmiendas ha sido atropellado, y la legislatura no ha tomado en consideración las observaciones y posturas que presentaron por escrito los miembros de la industria. “Para sopresa nuestra, estos proyectos se movieron adelante sin considerar nuestro insumo, luego que le presentaramos por escrito a los legisladores las observaciones, preocupaciones y recomendaciones de la Industria. Desconocemos quien está presionando la aprobación de estas medidas tras bastidores, pero ciertamente están poniendo mucha presión”, expresó el presidente de la Asociación, José Rivera Jiménez.

Aumenta el consumo en medio de la pandemia

Uno de los puntos de mayor preocupación para la organización es la enmienda que prohibe a un miembro de la industria pertenecer a la Junta Reglamentadora de Cannabis Medicinal, lo que excluye del proceso de regulación a quienes realmente conocen los retos, obstáculos y problemas que enfrenta esta novel industria. “En la actualidad, la mayoría de los miembros de la Junta Reglamentadora de Cannabis Medicinal son los jefes de agencias, que además de estar muy ocupados en sus respectivas funciones, conocen muy poco sobre lo que sucede en el día a día de los establecimientos. Es necesario que haya representación de miembros de la industria en ese cuerpo para que pueda haber un enlace con las realidades que vivimos todos los días”, añadió Rivera Jiménez.

Para MICaM, es imprescindible que la Junta Reglamentadora tenga una representación adecuada de miembros de la industria para que ese organismo pueda cumplir con un proceso reglamentario coherente y balanceado, enfocado en el mejor bienestar de los pacientes. La Asociación desconoce en este momento el alcance de las enmiendas que introdujo la Cámara de Representantes al Proyecto del Senado 1317. Por tal razón, hacen un llamado a los legisladores para que no concurran con las enmiendas y a la gobernadora Wanda Vázquez para que no firme las mismas, hasta tanto se discutan y atiendan sus preocupaciones.