Los familiares de los policías estatales y municipales muertos en el deber recibirán un aumento en las compensaciones que les confiere, luego de que el gobernador Pedro Pierluisi estampara su firma en un proyecto de ley para hacerles justicia.

Según detalló el primer ejecutivo en una actividad realizada en La Fortaleza, ahora los cónyugues o dependientes de los policías muertos en el cumplimiento del deber recibirán dos años del salario que este hubiese recibido. Actualmente, solo se le paga un año. Además, se aumenta de $2,000 a $5,000 la aportación a los familiares para realizar las exequias del agente fallecido.

Pierluisi señaló que estampó su firma en el proyecto del Senado 202, de la autoría del senador William Villafañe, para “hacerles justicia a nuestros funcionarios de ley y orden” que dejan a su familia “en dolor y necesidad” una vez fallecen protegiendo al país.

Específicamente, la medida establece que se aumentan “los beneficios de los que son acreedores, el cónyuge supérstite o los dependientes del empleado que falleciere en el cumplimiento del deber, aumentando dicho beneficio a 24 mensualidades del salario bruto devengado y para aumentar la partida de gastos fúnebres hasta un máximo de $5,000”.

La medida es retroactiva al 1 de enero de 2021, por lo que 11 familias de policías muertos en el deber en esta año se beneficiarían. Entre estos se encuentran los familiares de los agentes que murieron en enero pasado en una persecusión en Carolina: el agente estatal Luis Marrero Díaz, así como los municipales de Carolina, Luis Salamán Conde y Eliezer Hernández Cartagena.

También le aplicará a los familiares del agente que murió en junio pasado en un intervención en Ponce, Erasmo García Torres, quien laboraba en la Unidad Motorizada, así como siete agentes que han muerto por COVID-19.

El autor de la medida expuso que estos beneficios todavía los considera “bajos”, pero que son un avanza para incentivar a los miembros de la fuerza policiacia.

“Incentivará la moral y el sacrificio que miles de hombre y mujeres llevan a cabo”, afirmó.

Por su parte, el secretario de Seguridad Pública, Alexis Torres, y el comisionado de la Policía, Antonio López, agradecieron que el gobernador firmara la medida.

“Agradezco al comisionado Antonio López, porque unimos esfuerzos con el gobernador, la Legislatura para poder hacerle justicia a cada uno de los compañeros perdidos en el cumplimiento del deber. Gracias a todos. Seguimos buscando y trabajando arduamente para reconocer y buscarle más beneficio a cada uno de los miembros y componentes del Departamento de Seguridad Pública”, afirmó Torres.

De hecho, salió a relucir que en la Legislatura se evalúa conceder beneficios similares a familiares de otros funcionarios que responden a emergencias en la Isla y que han fallecido en el cumplimiento del deber, como rescatistas y bomberos. El gobernador señaló que cuando llegue a su despacho lo evaluaría.