Para la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, el gobernador Ricardo Rosselló hizo un “papelón” cuando fue a Washington a buscar “respiración artificial” para el plebiscito del próximo 11 de junio.

El plebiscito “es un simulacro electoral. El otro día, el Gobernador fue a tratar de que le dieran respiración artificial y terminó con un artículo en el periódico donde le dicen: ‘no te vistas que no vas’. Entonces, ¡qué pachó! Es que no hay forma de decirlo, pero... ¡Qué papelón! ¿Verdad?”.

Yulín Cruz hizo las declaraciones en un aparte con la prensa luego de ofrecer a la Legislatura Municipal su Mensaje de Presupuesto. 

“Tú puedes estar enamorado de alguien, pero si no te quiere, no te quiere. Y él está enamorado de la estadidad pero allá, no lo quieren. ¿Pues qué le vamos hacer? Pues uno tiene que buscarse otro novio”, sostuvo. 

“Tiene que dolerle al doctor Ricardo Rosselló que él quiera ser parte de la nación americana y los rechacen, eso tiene que doler”, agregó.  

Ayer, el Nuevo Día publicó que el  Departamento de Justicia de Estados Unidos indicó que no ha aprobado el lenguaje de la boleta electoral del plebiscito.

Un portavoz de Justicia federal indicó que la oficina del secretario Jeff Sessions “no ha revisado o aprobado el lenguaje vigente de la boleta electoral y que cualquier sugerencia al contrario es incorrecta”.

Yulín Cruz reiteró que esos $7 millones que están destinados para el plebiscito se pueden utilizar para comprar libros, arreglar escuelas y no cerrar las mismas. 

APOYO A LOS UNIVERSITARIOS

Por otra parte, Yulín Cruz dijo que la lucha de los estudiantes de la Universidad de Puerto Rico ha servido para despertar al País, “que estaba dormido y los estudiantes universitarios lo despertaron. El País está tímido y los estudiantes universitarios, con su arrojo, nos demostraron a todos y a todas que las luchas que se dan por conciencia, pacíficas”.

Ejemplificó que frente a los portones de la universidad “no ha pasado absolutamente nada. Fíjate, las luchas que se dan pacíficas no tienen que dejar de ser luchas militantes y pueden haber diversidad de opiniones”.

Dijo, además, que hay que hacer todo lo posible “para agilizar el diálogo, para agilizar el que la universidad esté funcionando y ocupe su espacio en la construcción de este nuevo país. El Senado tiene que hacer su parte (considerando los nombramientos que hizo el gobernador del profesor Walter Alomar Jiménez y la abogada Zoraida Buxó a la Junta de Gobierno de la UPR), y el gobernador tiene que hacer su parte”.

Mientras, expuso que Rosselló no puede escapar a la realidad de lo que es su política pública.

“El Gobernador nos dijo como candidato que la política pública la manejaba el Gobierno, que por eso, los que decíamos que la Junta de Supervisión Fiscal venía a mandar no estábamos diciendo la verdad. Pues resulta que la política pública fue lo que le aprobaron. Él le ofreció $450 millones de la universidad; él le ofrece $426 millones de los municipios. Ellos le piden $800 millones para pagar la deuda; él le ofrece $1,200. Así que no puede escapar el gobernador a la realidad de que es su política pública la que esta refrendada por la Junta y ya no puede esconderse detrás de la JSF”, agregó.

Mientras, la alcaldesa, quien dijo que se sintió “orgullosísima”de ver a los estudiantes frente a la JSF, criticó el “insulto” del presidente de ese cuerpo, José Carrión, quien tras el encuentro dijo que “yo no me imaginaba que los estudiantes fuesen tan educados. Así no se puede construir un país de convergencia”, sentenció.

DEFIENDE CONTRATO DE CLARISA LÓPEZ

Mientras, la alcaldesa de San Juan defendió el contrato que tiene con su municipio Clarisa López, la hija de ex preso político Oscar López.

Esta trabaja allí “desde noviembre del 2013, cuando ni siquiera pensábamos que su padre iba a estar disfrutando de la libertad física”, dijo.

Mencionó que López tiene una maestría en asuntos laborales y por eso trabaja en la Oficina Laboral del Municipio.

“Cobra por las horas que asiste a la oficina. Todos la vemos trabajar; los miembros de las uniones respetan su criterio. Pero yo creo que es parte de lo que el País tiene que cambiar”, sostuvo.

Expresó que, por ejemplo, Luis Dávila Pernas, hijo del analista político Luis Dávila Colón, es subdirector ejecutivo y director de Asuntos Legales de la Administracción de Asuntos Federales (PRFAA) “y se merece hacer ese trabajo, si lo hace bien”.

“Que uno sea hijo de alguien no quiere decir que cuando esa persona ocupa un espacio público se tenga que desaparecer”, acotó.

Confesó que no está de acuerdo con que se use a la hija de Oscar López para atacarlo a él.

“Clarisa López es una mujer de una sola pieza, íntegra, trabajadora; tiene su contrato y lo seguirá teniendo. Pasa por el proceso normal administrativo que pasa todo el mundo en el Municipio, de la pre-certificación de su factura. Igual que lo tiene Pedro Julio Serrano”, agregó.

CUALQUIER COSA PUEDE SUCEDER

De otro lado, la ejecutiva municipal dijo que estará en el lugar donde mejor pueda ayudar al País.  

A preguntas de la prensa, de si ya estaba auscultando alguna aspiración a la Gobernación, dijo que “la vida es una campaña. ¿Qué si voy a la Gobernación? Esa es la pregunta. Yo me siento muy honrada de que cuando salgo fuera de San Juan la gente me pida que dé ese paso, y se me estruja el corazón que cuando estoy en San Juan, la gente me pide que no me vaya y no los dejé”, aceptó.

Sostuvo que lo que pase con su futuro político “será en función de dónde yo le puedo servir mejor al País, y le puedo quizás servir mejor al País desde una posición, desde otra posición o desde mi casa”.

Agregó que “así que, en función de donde yo pueda ayudar al País a ser más justo, más equitativo y obtener poderes políticos y económicos, ahí yo estaré. En este momento, todo está sobre la mesa”.

A preguntas de este diario de si le serviría a más personas desde la Gobernación, reiteró que “todo está sobre la mesa”.