Ante la ausencia de unos 4,963 policías estatales a sus posiciones de trabajo entre el viernes y el sábado, el presidente de la Asociación de Alcaldes de Puerto Rico, Luis Javier Hernández Ortiz, aseguró que fue un error no haber activado la Guardia Nacional para proteger las vidas y propiedades ciudadanas.

“A nadie le conviene que los cuarteles estén vacíos y haya incertidumbre en las comunidades este fin de semana. Como en ocasiones anteriores, recayó en los municipios atender la crisis”, añadió el también alcalde de Villalba.

“El ausentismo de los policías estatales se atribuye a los recortes en su sistema de retiro y a las condiciones laborales que experimentan a diario. El gobierno central debe atender esos justos reclamos”, añadió el también abogado.

El aviso de ‘brazos caídos’ de los policías estatales, que se anunció esta pasada semana de manera informal, generó una reacción proactiva de los municipios asociados.

En el caso particular de Caguas, el alcalde William Miranda Torres declaró el viernes pasado que la su policía municipal cuenta con 122 funcionarios, entre agentes y supervisores.

“Nuevamente los municipios damos el frente en las situaciones de emergencia. Cada uno de nuestros alcaldes asociados trabajaron en planes preventivos de acuerdo a sus recursos”, aseguró Hernández Ortiz.

En Ponce, el alcalde Dr. Luis Irizarry Pabón decretó el viernes, mediante orden ejecutiva, un estado de emergencia en su municipio ante ausentismo de Policías. En términos similares, la alcaldesa de Barceloneta, Wanda Soler Rosario y el alcalde de Quebradillas, Heriberto Vélez Vélez también anunciaron órdenes ejecutivas para declarar estado de emergencias en sus respectivos municipios. En Isabela, el ingeniero Miguel ‘Ricky’ Méndez, alcalde de la ciudad, emitió una orden a esos efectos. En Guánica, el alcalde Ismael ‘Titi’ Rodríguez Ramos hizo lo propio ayer sábado.

“Así como vemos en estos casos, la situación se ha repetido en otros municipios, donde incluso hay ciudadanos que han ido a los cuarteles de la policía estatal a solicitar algún servicio o radicar querellas, y son referidos al cuartel de las policías municipales. Naturalmente los ciudadanos son atendidos, pero es insólito que los municipios tengamos que llevar la carga del gobierno estatal, cada vez con menos fondos”, finalizó Hernández Ortiz.