Después de tres meses de implantado, el gobierno de Puerto Rico comenzó a entregar las subvenciones del Financiamiento para Pequeñas Empresas (SBF, por sus siglas en inglés), el cual le otorga un subsidio de hasta $50,000 a empresarios de pequeños negocios que se vieron afectados por los huracanes Irma y María en 2017.

Así lo informó la gobernadora Wanda Vázquez Garced en una conferencia de prensa en la que destacó que los fondos también estarán disponibles para negocios nuevos creados a raíz de daños causados por los ciclones a un comercio que haya estado establecido previo a los desastres naturales.

“El pasado 24 de marzo anunciamos el inicio de este programa y en tan solo tres meses, ya comenzamos a entregar las ayudas para aquellas personas que solicitaron y fueron cualificadas. El sector de las microempresas y pequeñas empresas es uno fundamental en nuestra economía y esta ayuda representa un impulso necesario para continuar con la reconstrucción de nuestra isla”, dijo Vázquez Garced.

El SBF es uno de 26 programas creados con los $20 mil millones que el gobierno federal otorgó a Puerto Rico a través del Programa de Subvención en Bloque para el Desarrollo Comunitario- Recuperación ante Desastres (CDBG-DR). Actualmente, solo hay activos 14 programas, incluido el SBF, el de Vivienda de Interés Social y el de Reconstrucción, Reparación o Relocalización (R3), explicó Luis Carlos Fernández Trinchet, secretario del Departamento de la Vivienda.

Aunque Vivienda es la agencia encargada de manejar los fondos CDBD-DR, el programa SBF será operado por el Banco de Desarrollo Económico, donde se evaluarán las disposiciones de elegibilidad y los cálculos de otorgamiento de fondos por cada caso.

“Los pequeños negocios son la espina dorsal de las comunidades en Puerto Rico”, dijo la gobernadora al reconocer que estos pequeños empresarios han pasado por diversas situaciones de emergencia que, además, de los huracanes incluye terremotos y la pandemia del coronavirus.

El SBF opera con una asignación de $225 millones. A la fecha, según trascendió en la conferencia de prensa, se han recibido 1,952 solicitudes y de estas 1,216 están asignadas para evaluación; mientras que solo 30 han sido elegibles (de estos 19 están pendientes para saber cuánto dinero le otorgarán). A unos 423 peticionarios se les ha requerido algún tipo de documentación. Considerando que se le otorgue el tope máximo de $50,000 a los empresarios el total de fondos alcanzaría para beneficiar a 4,500 dueños de negocio.

Mientras, a partir de hoy y durante esta semana se les entregarán cheques a seis empresarios, entre estos a Cristina Sumaza, la propietaria del parque gastronómico Lote 23, en Santurce, quien acompañó a los funcionarios durante la conferencia de prensa.

“Exhorto a otros empresarios a que soliciten los fondos los cuales son de mucha utilidad sobre todo para la industria gastronómica que tanto se ha visto afectada”, dijo Sumaza quien recibió un monto de $50,000 debido a que las inmediaciones de Lote 23 sufrieron daños estructurales.

La gobernadora aclaró que el programa está dirigido a ayudar a microempresas que tengan cinco empleados o menos, incluyendo a su dueño, así como a pequeñas y medianas empresas compuestas por 75 empleados o menos.

La subvención debe ser utilizada por los comerciantes para cubrir gastos operacionales (inventario, utilidades, salarios de empleados y pago de renta o hipoteca de negocio) y para compra de equipos y muebles necesarios para el negocio.

Cabe señalar que los empresarios que hayan recibido otras ayudas federales -por concepto de daños a causa de los huracanes Irma y María- no cualifican para recibir los fondos de SBF, especificó por su parte el presidente del Banco de Desarrollo Económico, Pablo Muñiz.

“Mi exhortación es que todos los comerciantes que tengan evidencia de los daños presenten la solicitud para que se pueda analizar… por dudas no dejen de participar”, acotó la gobernadora al agregar que al momento no hay fecha límite para entregar la solicitud.

Para más información pueden escribir al correo electrónico [email protected] o acceder a la página web www.cdbg-dr.pr.gov o enviar correspondencia a la dirección postal PO Box 21365 San Juan, PR 00928-1365.