El estado de emergencia no es excusa para violar los reglamentos del Departamento de Asuntos del Consumidor, advirtió el jefe de la agencia, Michael Pierluisi. 

Esto aplica tanto a las órdenes vigentes de congelación de precios, como al reglamento que requiere a los comercios con más de $50,000 ventas ofrecer al menos un método de pago adicional al efectivo. 

“Ningún comercio está exento de la orden de congelación de precios”, subrayó Pierluisi. 

En caso de que una tienda comience a vender una mercancía que no despachaba antes de la emergencia y está bajo esta orden, “tiene que solicitar una guía de precio al departamento”, aclaró. 

La congelación de precios cubre artículos de primera necesidad, comida enlatada, agua, hielo, leche, leche para bebés, generadores de energía y cisternas, así como todas las piezas y servicios ligados a estos equipos. También se extiende a estufas portátiles, recipientes para almacenar combustible, baterías, linterna, materiales y servicios que los consumidores necesiten para capear la emergencia. 

Además, continúa en vigor la congelación de márgenes de ganancia en diésel, gas licuado y gasolina. 

Por otro lado, Pierluisi reconoció que puede ser difícil para los comerciantes tener que aceptar cheques, giros y métodos alternos de pago cuando la comunicación y la energía son aún de limitadas a existentes y que, incluso, la fiscalización del reglamento 8851 tiente a algunos de los comercios a cerrar durante esta fase crítica. 

No obstante, consideró que en esta emergencia todo el mundo está pasando dificultades y “los comerciantes también tienen que poner de su parte”. 

“No sólo está vigente la obligación legal, pero también la moral de no complicarle más la vida al consumidor que ya enfrenta grandes retos diarios”, expresó el secretario. 

Pierluisi agregó que desde ayer todas las regiones de DACO tienen inspectores activos. A su vez, exhortó a los consumidores a ser entes fiscalizadores. 

“Si ven un precio excesivo o una infracción, tomen fotos, documenten”, invitó. Aunque no la puedan enviar en el momento, luego se puede someter  como evidencia, el DACO investiga y emite la multa o aviso si procede, aseguró.