"El objetivo de esta misión es humanitario y exigimos respeto a la integridad de los tripulantes y medios de comunicación que se encuentran en dicha embarcación", declaró el primer mandatario en un corto comunicado de prensa.

Rosselló, quien se encuentra en Washington, D.C., añadió que desde allá sigue "minuto a minuto la situación en Venezuela y el curso de nuestra ayuda humanitaria para ese sufrido pueblo".

"El gobierno federal tiene conocimiento de la ruta que lleva la embarcación con la ayuda humanitaria hacia Venezuela", sostuvo.

De acuerdo a La Fortaleza, el navío, llamado Barco Puerto Rico, salió de San Juan el pasado miércoles con sobre 250 toneladas de ayuda humanitaria. El cargamento tiene un valor aproximado a los dos millones de dólares. Mientras la nave zarpaba en aguas de la capital, integrantes de la comunidad venezolana en la isla entonaron su himno, así como consignas a favor del presidente interino de ese país, Juan Guaidó.

Guaidó cuestiona la legitimidad del juramentado del presidente Nicolás Maduro, de lo que se han hecho eco numerosos países y jurisdicciones, incluyendo Puerto Rico.