Los sismos sentidos ayer obligaron a varias familias de la zona sur a pernoctar fuera de sus residencias por el temor de que un movimiento de tierra mayor pudiera volver a sorprenderlos.

El alcalde de Yauco, Ángel “Luiggi” Torres, indicó que nueve personas llegaron al estacionamiento del estadio municipal de su municipio, para pasar la noche y sentirse seguras. Todas eran del vecino pueblo de Guánica.

“Nos enteramos a través de las redes sociales que habían llegado hasta allí y enviamos personal de la Oficina de Manejo de Emergencias. Llegaron desde el vecino pueblo de Guánica… Tuvimos personas de edad avanzada… hasta una señora de 90 años”, relató el alcalde en entrevista con Primera Hora.

Ayer la zona sur, especialmente los municipios de Lajas y Guánica, volvió a sacudirse con varios sismos. Los mayores fueron de 5.3 (4:49 p.m.), 4.9 (9:54 a.m.) y 4.1 (5:00 p.m.) de magnitud.

“Los temblores fueron fuertes… Se sintieron casi de magnitud 6”, reiteró.

Ante los movimientos que no han cesado desde finales del 2019, y que se han vuelto a intensificar, Torres se reunió hace unos días con los alcaldes de Guánica, Santos “Papichy” Seda, y Guayanilla, Nelson Torres Yordán, además de Víctor Huérfano, director de la Red Sísmica; el doctor en ingeniería José Martínez Cruzado y el general José Burgos, comisionado del Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres, para exponer sus preocupaciones.

“Les comunicamos que nuestra preocupación era informar adecuadamente a la ciudadanía sobre los pasos a seguir. Guánica y Guayanilla son susceptibles a tsunamis, por lo que los ciudadanos vienen a Yauco buscando refugio. Huérfano prevé que va a continuar temblando con magnitudes similares”, explicó.

Añadió que pudiera establecer un campamento similar al levantado cuando ocurrieron los sismos de enero -el mayor de magnitud 6.4- pero con menor capacidad, por la pandemia del coronavirus. En aquel momento, se llegó a albergar hasta 2,000 personas, recordó.

“La capacidad pudiera estar más limitada por el coronavirus, pero nuestro reto mayo ahora mismo es reabrirlo… todavía vemos gente por los barrios que se sienten más seguros durmiendo en casetas al lado de sus casas”, enfatizó.

Yauco cuenta con unas 17 familias que todavía viven en módulos de madera luego de que sus residencias sufrieran daños por los terremotos. Están ubicadas en los barrios Barinas, en la avenida Muñoz Marín y en Alturas del Cafetal.