La lucha en los tribunales de Juan Manuel “Mane” Cruzado Laureano para aspirar a la gobernación continúa mañana cuando se celebre una vista en el Tribunal de Primera Instancia de San Juan, según el propio exalcalde.

Pero la lucha del exalcalde, quien estuvo preso por cargos de corrupción, no se limita al foro estatal, sino que incluye al tribunal federal. El exlíder del Partido Popular Democrático (PPD) iría mañana al tribunal de distrito de Hato Rey a cotejar si ya puede emplazar al jefe de la fiscalía federal, Stephen Muldrow para un pleito en ese foro.

En el caso estatal, el juez Anthony Cuevas de la sala 904 del Centro Judicial de San Juan pautó para mañana a las 9:00 a.m. una vista para la demanda entablada por Cruzado Laureano por la decisión del PPD de descalificarlo a la primaria por la gobernación por el PPD, esto basado en los antecedentes criminales del exalcalde.

“Se señala una vista urgente a los únicos efectos de dirimir los méritos de los reclamos incluidos, así como la procedencia del recurso”, reza parte de la orden del juez, según copia del documento entregado por el exalcalde.

No fue posible ayer en la tarde cotejar el mismo con la página oficial de la Administración de Tribunales.

“Esto es una vista inicial de estatus. Se supone que los abogados, las partes, el abogado del PPD y yo en mi caso que actuó como mi propio defensor, cualquier cosa que queramos, citación de testigos, no se entra maña en dirimir los alegatos, esto se deja para la vista evidenciaría”, dijo el exalcalde.

Cuando se le planteó que la orden dice que se celebrará mañana la vista evidenciaría, Cruzado Laureano dijo que “es imposible que eso sea tan fast track”.

Comentó que él fue citado el viernes en la tarde para una vista el martes, lo que no le deja tiempo de ir a la biblioteca del Tribunal Supremo a prepararse porque esa instalación estaría cerrada por el fin de semana largo. Cruzado Laureano no cuenta con abogado y está llevando este caso por derecho propio.

“Yo voy preparado para defender lo que escribí en el recurso de revisión, y establecerle al tribunal unas dudas que tengo sobre la réplica del PPD, que le añade casos a la descalificación que no está en la resolución del secretario general (Ariel Nazario)”, indicó.

Sobre sus posibilidades de prevalecer, Cruzado Laureano reconoció que es complicado porque la ley vigente le prohibe no solo la gobernación sino aspirar a cualquier cargo. “Es un caso muy difícil de llevar, a base de la partidocracia, que ni siquiera reconoce el derecho de rehabilitación a un convicto. Yo lo hago a modo de ganar tiempo en lo que dilucido el caso a nivel federal”.

El caso federal al que se refiere es el pleito federal 3:19-2142 para que "se retire los cargos de 2001"en su contra porque, según él, se radicaron en violación a la regla 7 de procedimiento criminal. Esta disposición, dijo, obliga a que su acusación sea firmada por todos los fiscales que trabajaron su caso, y el suyo solo esta firmado por el entonces jefe de la fiscalía federal, Guillermo Gil.

El exalcalde cumplió una condena de cárcel de cinco años por delitos federales de lavado de dinero, extorsión a contratistas e interferencia con testigos del caso. Los cargos se relacionaban con un viaje al Desfile Puertorriqueño en Nueva York en 2001.