Cuando Ángel Modesto “Tito” Vázquez Torres decidió inscribirse como voluntario en el grupo “Rescate Delta” de la Escuela Intermedia Las Delicias de Ponce, jamás imaginó que dedicaría su vida a trabajar por el bienestar del prójimo, atendiendo las emergencias más fuertes que ha enfrentado el País en los pasados años.

Solo tenía 14 años y una afición por los equipos de comunicación que se utilizaban en aquella época, hasta que le tocó colaborar con el grupo municipal de respuesta a emergencias durante las inundaciones registradas el 6 de enero de 1992, en las cuales falleció la trabajadora social de su plantel escolar al ser arrastrada por el río Pastillo.

Así la vida de este espigado ponceño de 44 años, criado en la urbanización Jardines del Caribe, fue hilvanando cada uno de los episodios que le han calificado para ocupar la silla de coordinador de Búsqueda y Rescate del Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD); posición que durante muchos años recayó en el ahora comisionado interino de la agencia, Nino Correa Filomeno.

Tras varios meses de expectativa sobre quién sería la persona que sustituiría al respetado rescatista, hoy se despejaron las interrogantes durante el primer día de Vázquez Torres, el cual asume el reto luego de trabajar de frente con el desastre del huracán María (2017), los terremotos del 2020 y la pandemia del COVID-19, entre otras misiones completadas.

Nino Correa y Ángel "Tito" Vázquez se mantienen en comunicación a diario.
Nino Correa y Ángel "Tito" Vázquez se mantienen en comunicación a diario.

“Cuando empecé en esto como voluntario, era menor de edad y tuve que hacer un montón de papeleo con el visto bueno de mis padres, porque ya ahí era para personas de 18 años o más. Yo tenía 15 años. Luego entré en 1994 como técnico de rescate del Municipio de Ponce. Cubría esos turnos y paso después del 1996 a ser el supervisor de turno y en el 1999 ocupé la plaza de supervisor general y coordinador de búsqueda y rescate del Municipio de Ponce”, recordó el nuevo coordinador de Búsqueda y Rescate de NMEAD.

“Recuerdo que la tormenta Hortensia fue la primera emergencia que trabajé como empleado municipal en 1996, luego fue Georges (1998). Luego de ser el coordinador de búsqueda y rescate del Municipio de Ponce tuve la oportunidad de trabajar junto al señor Nino Correa, que me dio la oportunidad de entrar al ‘task force’ de Puerto Rico en búsqueda y rescate. Ahí trabajaba como voluntario bajo la escuadra de búsqueda y rescate, para el 2004, luego entré al área de búsqueda, después a ‘rescue’… en fin, corría todas las bases”, agregó.

En entrevista con Primera Hora, Vázquez Torres contó que tuvo la experiencia de integrar el grupo de los primeros rescatistas que viajó junto a Correa Filomeno a dar apoyo durante el terremoto de Haití en el 2010.

Asimismo, tras enfrentar la coordinación de respuesta municipal durante el desastre ocasionado por el huracán María, el funcionario asumió la dirección de la Oficina Municipal para el Manejo de Emergencias de Ponce, para mayo de 2019.

“Luego del terremoto del 7 de enero de 2020, la primera llamada que recibo luego de activar mi COE fue la llamada del señor Nino Correa, donde me dice ‘Tito, no estás solo, ya voy bajando con el equipo y el grupo de trabajo para apoyarte’. Ya se había pasado información que había ocho personas heridas y una fatalidad, y como el terremoto fue de madrugada, todavía no teníamos claro cuál era la magnitud del desastre porque no había amanecido”, sostuvo.

“Son escenarios que muchos directores de agencia nunca los habían vivido, lo que era enfrentarse a esas situaciones de emergencia que uno jamás espera, pero Dios pone a uno donde Él quiere que uno esté para responderle a la ciudadanía”, resaltó el rescatista, quien cuenta con más de 35 certificaciones a nivel federal y estatal.

Igualmente, reconoció el reto de llenar el espacio que ocupó Correa Filomeno.

“Nino es querido por todo Puerto Rico y dondequiera que vas a una búsqueda preguntan: ‘¿dónde está Nino?’ Pero como siempre digo, hay un componente detrás de todo esto junto con Nino haciendo la misma labor y agradecemos al pueblo de Puerto Rico llevar el nombre de Nino en alto y siempre le haremos quedar bien”, manifestó.

“Es un reto… voy a poner mis conocimientos a la disposición al pueblo de Puerto Rico, pero esto no es solamente Ángel Vázquez, sino de también de un grupo de trabajo compuesto por los coordinadores de búsqueda y rescate de todos los municipios, igual que hay en las 10 zonas de Manejo de Emergencias de Puerto Rico. Vamos a agruparlos a todos, esto es lo que nos llevará al éxito”, agregó.

Mencionó que, entre sus prioridades se encuentra mantener el enlace con las comunidades del País, como primera línea de respuesta en emergencias.

“Para mí es una prioridad, los ojos de nosotros los que trabajamos con el Gobierno en respuesta, si las comunidades que son las primeras ayudas que le llega al ciudadano, esos líderes comunitarios que están organizados, eso es fundamental para nosotros porque, quién conoce su lugar cuando nosotros vamos a una comunidad, siempre necesitamos de esos líderes que conocen de su comunidad, de sus riesgos y sus peligros”, acotó el paramédico básico licenciado, quien cuenta con adiestramientos en búsqueda y rescate, desalojo masivo, entre otras cualificaciones.

Amor por el prójimo

Por su parte, Correa Filomeno resaltó que “Tito no vino a aprender aquí”.

“No es uno, es el grupo de trabajo y cuando uno sabe que tiene a su alrededor gente como Tito, hay otros compañeros más aquí que hemos traído en destaque a trabajar, pues tú puedes hacer un grupo de trabajo de respuesta donde tienes y puedes descansar con toda tranquilidad de que el trabajo va a seguir en la misma línea y el mismo empeño, el mismo corazón, el alma que todos tenemos cuando atendemos esto y en estos últimos años con los terremotos, con las emergencias, siempre hemos tenido comunicación directa con Tito y, viviendo todo lo que vivimos con la emergencia de los terremotos donde nosotros prácticamente nos mudamos para allá”, confesó.

“Las veces que tuvimos activaciones, siempre he dicho que los muchachos no están para un municipio, sino para toda la Isla porque dondequiera que se formaba cualquier situación fuera del Municipio de Ponce, Tito era de los primeros que me llamada… ‘estamos aquí, estamos pendiente de lo que sea’, y eso uno con la experiencia que él tiene por todos estos años, las veces que tuvo la oportunidad de poder viajar con nosotros, es una persona que uno dentro de todo busca esa relación número uno que la gente tiene con Dios”, argumentó.

Aclaró que, además de la importancia de ser un servidor público, otra de las características que vio en Vázquez Torres es su amor por el prójimo.

“Para esto hay que amar al prójimo y cuando puedes ver esa preocupación genuina dentro de un grupo de trabajo, de unas personas en específico, son las que te hacen llevar ‘esta es la persona idónea para estas cosas’. Lo que hemos hecho es fortalecer lo que tiene que ver con reaccionar, esa parte operacional de tener un grupo de trabajo de hombres y mujeres que están dispuestos a hacer lo que sea por el prójimo, es lo que uno debe de buscar”, resaltó.

“Le doy gracias a Dios por eso, porque créeme, aquí hay un grupo de trabajo que estamos realizando que sé y podemos descansar en que el trabajo se va a seguir haciendo porque si algo es claro, dentro de la experiencia que Dios te da en el camino y la preparación que vas adquiriendo hay que seguirla depositando en otras personas para que precisamente haya esa continuidad, y el día que no estemos pues que uno tenga la garantía de que hay alguien que va a darle ese seguimiento a las cosas y es lo que hemos buscado, de verdad, la gloria es para Dios porque dentro de todo esto es un reto todos los días y va a ser un reto atender una emergencia”, afirmó.

Otro de los aspectos que señaló es la preparación y experiencia de su sustituto, quien estará al frente de las próximas emergencias que enfrente el País.

“Las veces que me han preguntado si verdaderamente estamos preparados para la atención de una emergencia o una temporada de huracanes, es importante buscar la gente que tiene esa experiencia para por lo menos estar lo más cercano a lo que va a ser nuestra próxima respuesta. Esa experiencia a nivel Isla la tiene también, lo que vivimos en Haití, jamás en la vida nos íbamos a imaginar que las imágenes que vimos en Haití las íbamos a ver acá y hoy podemos decir que las vivimos. Más que agradecido de Dios por todo”, sostuvo.

“Aquí la importancia es que las personas que han llegado y es lo que me pasa con Tito, Tito no vino a aprender, él sabe cuál es la línea, sabe y conoce el idioma, tiene la experiencia de lo que es respuesta a eventos, situaciones difíciles, ha tenido que comer del hueso porque no es fácil, nos han tocado cosas muy difíciles en estos últimos cuatro años, el huracán María, los terremotos, el COVID, te lleva a ver las cosas de una manera distinta y ser responsable en nuestra respuesta es lo que buscamos y Tito tiene todas esas cualidades y él lo sabe… la honra es para Papá Dios”, concluyó.