El gobernador Pedro Pierluisi Urrutia recibió este martes la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19 en el coliseo Rubén Rodríguez en Bayamón por su función “supervisando todo el área”.

“Yo tengo que admitir que no soy muy bueno con eso de las inyecciones. Yo miré para el lado. Pero no la sentí (la inyección). Me siento bien”, subrayó acompañado por todos los líderes del Departamento de Seguridad Pública (DSP), quienes también se inmunizaron.

Según el mandatario, deberá recibir la segunda dosis de la vacuna el 9 de febrero.

El primer ejecutivo exhortó a la ciudadanía en general a inmunizarse, a excepción de aquellas personas que tengan alguna condición médica o convicción religiosa, al destacar que la vacunación del 70% de la población será “clave para el futuro de Puerto Rico”.

Ayer, comenzó la subfase 1-b del plan de vacunación que incluye al personal de primera respuesta. En el caso del personal adscrito al DSP- compuesto por los negociados de la Policía de Puerto Rico, el Cuerpo de Bomberos, Manejo de Emergencias y Administración de Desastres, Cuerpos de Emergencias Médicas, el Sistema de Emergencias 9-1-1 y el Negociado de Investigaciones Especiales (NIE), la agencia sombrilla tiene la tarea de distribuir los turnos.

De igual forma, esta semana, inició la distribución de la vacuna contra el COVID-19 a los más de 100 proveedores que inmunizarán a las personas mayores de 65 años. Sin embargo, las listas publicadas por el Departamento de Salud para que esta población solicite turnos ha provocado confusión debido a errores que se cometieron en la publicación de los números telefónicos y correos electrónicos.

“(Le pido a las personas que tienen 65 años o más) que estén tranquilos, que no se pongan ansiosos, van a tener su cita. Es cuestión de que llamen o acudan a los centros de salud cercanos a donde ustedes residen que se haya informado que van a estar administrando la vacuna”, exhortó el gobernador.

Pierluisi Urrutia garantizó que esa confusión no volverá a ocurrir, pero puntualizó que llamar para solicitar un turno no significa que lo vacunarán en los próximos días, sino que “puede ser que le den la cita para más adelante”.

La vacunación para unos 52,000 empleados del Departamento de Educación, colegios privados y “Head Starts” iniciará la próxima semana a través de siete centros de vacunación donde el personal acudirá mediante una cita provista por la agencia.

Según el gobernador, aún continúa en marcha la meta de que este personal de enseñanza esté completamente vacunado antes de marzo, fecha en que Pierluisi Urrutia estimó, de forma gradual, un regreso a las clases presenciales.

“No nos podemos paralizar porque yo no estoy de acuerdo con el que piensa que por lo menos, en el sistema público, la educación remota puede sustituir la presencial en su totalidad. Sabemos que nuestros niños no han estado por regla general recibiendo la enseñanza como deberían y hay que planificar ya para esa reapertura”, resaltó el primer ejecutivo.

Explicó que se atenderán a los estudiantes con el 50% de capacidad de las escuelas y que será una modalidad híbrida, pues los alumnos no irán todos los días al plantel. De igual forma, precisó que habrá protección para evitar el contagio de los niños, quienes no estarán inmunizados porque la vacuna no se ha aprobado para menores de 16 años, y un sistema de rastreo para cuando algún estudiante resulte positivo al virus.

Por su parte, el ayudante general de la Guardia Nacional, el general José Reyes, informó que, para hoy, la cifra de vacunados deberá alcanzar las 100 mil personas, entre un 70% y un 75% son profesionales de la salud. No pudo precisar cuántos primeros respondedores han sido inmunizados.

Los adultos mayores comenzarán a vacunarse esta semana en los Proveedores de Salud autorizados por cita y de forma...

Posted by Departamento de Salud de Puerto Rico on Sunday, January 10, 2021