Preocupados por la pérdida de $44 millones del fondo de equiparación, los presidentes de la Federación de Alcaldes, Ángel Pérez, y de la Asociación de Alcaldes, Luis Javier Hernández, se reunieron este viernes con el gobernador Pedro Pierluisi para conocer las opciones que se tienen para evitar que los municipios pequeños y medianos despidan empleados o afecten sus servicios a la ciudadanía.

La conclusión fue que antes de que se concluya el mes se le presentaría las alternativas que se tienen para socorrer a los ayuntamientos.

Pérez precisó a Primera Hora que “el gobernador se comprometió en trabajar alternativas para poder atender esta situación y que no se vean afectados los servicios esenciales en los municipios”.

Comentó que en la reunión con el primer ejecutivo también se encontraba el director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal, Omar Marrero.

En esencia, se les indicó a los líderes de los alcaldes que se les podría dar una ayuda con fondos federales o una combinación entre federales y estatales para subsanar la pérdida de $44 millones en el fondo de equiparación. Ahora, esa partida quedó en $86 millones.

“Salimos contentos y satisfecho desde ese punto de vista, porque se les hace justicia a los municipios”, señaló Pérez.

En cuanto a los municipios de la Federación, compuesto por los alcaldes del Partido Nuevo Progresista, el municipio que mayor preocupación le ha causado a Pérez ante la pérdida de fondos es Maunabo. Señaló que su recorte fue de $900,000 y ya el alcalde, Ángel Omar Lafuente Amaro, se le ha acercado para conversar sobre la posibilidad de tomar medidas drásticas, como recorte de empleados.

“Esperamos que estas medidas que se van a tomar eviten que tengan que tomar esas medidas en su municipio”, sostuvo Pérez, al guardar sus esperanzas en la promesa del gobernador Pierluisi.

El alcalde de Guaynabo aceptó que en el presupuesto que inició el pasado 1 de julio se les cedió unas partidas para los municipios, principalmente para que lograsen convenios. Pero, aludió que no son para apoyar la operación fiscal, como lo hace el fondo de equiparación.

“Eso no va a ser suficiente. El fondo de equiparación va directo a lo que es la operación del municipio, en sus gastos ordinarios del día a día y tú tienes municipios que dependen en un 30%, 40%, 50%, 60% para poder operar de ese dinero, que su operación diaria depende de ese fondo de equiparación”, explicó.

Refuerza su lucha contra el COVID-19

Por otro lado, el alcalde de Guaynabo informó que su municipio comenzó una campaña para evaluar a los comercios y darles un sello de aprobación para que la ciudadanía sepa que cumplen con los protocolos del coronavirus.

“Como parte de las iniciativas para seguir combatiendo el coronavirus, tenemos un programa de comercio seguro, que personal de nosotros del sistema de rastreo visita los comercios y verifican que estén llevando a cabo sus protocoles, que sean correctos, que el personal conozca los protocolos, sepa que va a hacer, que estén todas las certificaciones, las licencias estén al día y le estamos dando un sello para que el cliente o la persona que va a consumir sepa que este comerciante está en cumplimiento y que es un comercio seguro”, detalló.

La epidemióloga del municipio, Yaritza Reyes, comentó que esta iniciativa es de suma importancia, sobre todo en momentos que se han eliminado restricciones, como el uso de mascarilla para los vacunados. Dijo que, por ello, se debe educar y ser estrictos en el cumplimiento de protocolos para evitar contagios.