El secretario general del Partido Popular Democrático (PPD), José Ariel Nazario, aseguró estar atento ante el manejo de fondos recaudados como parte de la campaña de Ricardo Rosselló, se informó mediante comunicado de prensa.

Mediante declaraciones escritas Nazario reiteró su solicitud al Controlar Electoral de que garantice que los $2.5 millones estimados en recaudos producto de la campaña, se devuelvan conforme lo establecido en la Ley 222-2011, conocida como “Ley para la Fiscalización del Financiamiento de Campañas Políticas en Puerto Rico. 

La ley establece que, el dinero recaudado, debe ser remitido a la Oficina del Contralor Electoral (OCE) en un período de 30 días a partir de haber optado por desistir de la aspiración o candidatura, explicó Nazario. El periodo para radicar candidaturas terrmina en diciembre.

“Como lo hice en agosto, una vez más, exijo al presidente de la CEE total transparecia en el proceso a tono con la ley y el Reglamento Núm 20 de la OCE.  La solicitud hecha en aquel entonces estaba dirigida a que la OCE se mantuviese vigilante a los gastos del comité de campaña de Rosselló para que se cumpliera con la ley del pago de cuentas que en realidad no están contenidas en los últimos informes económicos que están disponibles para inspección”, detalló Nazario. 

La ley 222-2011, según enmendada en su artículo 5.004 establece, entre otros que si un aspirante o candidato que hubiere recibido donativos para un determinado cargo electivo para una elección determinada optare pero desitir antes de ésta contienda, vendrá obligado a remitir la totalidad de los donativos no gastados en la campaña, si alguno, al Secretario de Hacienda mediante cheque certificado, transferencia electrónica o giro bancario o postal.

“El país fue contudente en sus expresiones durante el histórico verano del 19, en el cual repudió la forma y manera en que el entonces gobernador actúo con relación a las decisiones importantes del país. En aquella ocasión quedó de manifiesto la insensibilidad y la falta de compromiso con el país de Ricardo Rosselló y de altos funcionarios que representan al Partido Nuevo Progresista (PNP).  Me parece que es tiempo para que el exgobernador desista de cualquier posible aspiración”.