El repunte del COVID-19 en Puerto Rico, atribuido en su mayoría a la transmisión comunitaria de la variante Delta, empeoró hoy con un aumento en el índice de positividad de casos en pruebas moleculares, mientras la Coalición Científica se apresta a rendir “a la mayor brevedad” un informe con recomendaciones al gobernador Pedro Pierluisi y al secretario de Salud, Carlos Mellado.

Por el momento, no se vislumbra entre las recomendaciones, un retorno a las restricciones, pero el doctor Marcos López, uno de los integrantes de la Coalición Científica y gerente investigador del Puerto Rico Public Health Trust, del Fideicomiso para Ciencia, Tecnología e Investigación de Puerto Rico (FCTIPR), pidió “prudencia” al pueblo, pues auguró que los casos positivos sigan en aumento en los próximos días de verano.

“La positividad está en 5.3% y esto contrasta con que en junio 14, estaba en 1.4%. Sin duda, estamos teniendo un repunte importantísimo y cuando uno compara lo que pasó en abril estamos teniendo un crecimiento más rápido de casos”, dijo el científico en entrevista con Primera Hora.

“Si continuamos con el número de casos y hospitalizaciones que tenemos, vamos a continuar aumentando la positividad. Ya hoy estamos en 5.3% y es muy probable que la semana que viene estamos en 6% o 7% con lo que se avecina”, auguró López.

Los miembros del grupo que asesora al gobierno en materia de la pandemia analizaron el repunte de casos en una reunión extraordinaria. Los expertos insisten en la vacuna para atajar la curva que se espera siga en alza en los últimos días festivos del verano por la exposición de la gente en actividades sociales, recreativas y los viajes de vacaciones.

“La tasa de crecimiento exponencial ahora es de duplicación cada 9 días, más alta que la de marzo. Las hospitalizaciones también están subiendo, la grandísima mayoría entre los no vacunados. Recuerden que la vacuna es gratis y segura”, expresó en su cuenta de Twitter, Rafael Irizarry, otro miembro de la Coalición Científica y profesor de Bioestadística de la Universidad de Harvard.

La semana pasada la tasa de casos positivos estaba en 3.6% y esta semana subió a 5.3%, subrayó el estadístico.

El presidente de la Coalición, Daniel A. Colón Ramos, dijo por su parte, que “anecdóticamente y de manera preliminar, las hospitalizaciones y complicaciones parecen estar ocurriendo en su gran mayoría entre personas contagiadas con COVID que no estén vacunadas”.

El profesor de Neurocirugía de la Universidad de Yale indicó también en las redes sociales que “preocupa que en Puerto Rico aún hay 200 mil adultos mayores no vacunados” y atribuyó el repunte de casos en Puerto Rico, como a nivel global, a las nuevas variantes del virus. “Es importante entender que, aunque las nuevas variantes son más contagiosas, las vacunas protegen de las nuevas variantes”, sostuvo.

En medio del escenario, las autoridades no han logrado alcanzar la llamada inmunidad de rebaño. Se estima que alrededor de un 55.5% de la población en general está inmunizada con ambas dosis contra el coronavirus.

“En este momento estamos viviendo el furor del verano, la gente quiere salir, irse a las playas, la gente viaja y todas estas situaciones establecen que a pesar de que tenemos un amplio porcentaje de población vacunada, tenemos la variante Delta que, sin duda, nos está causando un repunte sumamente importante y vemos que esto ocurre principalmente en personas que no están vacunadas”, sostuvo el doctor López.

Dijo también que otras personas se han infectado con otras variantes como la colombiana (.1.621) y la de .1.623 de linaje americano.

“Todo esto también está ocurriendo por el hecho de que tenemos una gran proporción todavía de personas que no se han vacunado, principalmente en el grupo de 20 a 29 años. Son personas que no tienen excusa para no vacunarse. Estas personas son las que salen, principalmente se contagian y pueden afectar a personas mayores que pueden estar vacunadas, pero no sabemos si van a producir la cantidad de anticuerpos o no”, reiteró López.

-¿Se bajó la guardia?, preguntó este diario.

“Yo diría que sí, creo que muchos jóvenes de 21 a 29 años o personas que no se han vacunado han pensado: ‘ya yo llevo un año en esta pandemia y no me he infectado o si me infecté, esto me dio bien suavecito’. Esa ha sido una de las razones primordiales por las cuales esos jóvenes no se han vacunado. Lo que no saben las personas que no se han vacunado es que necesitamos de ellos para poder establecer el cerco inmunológico que necesitamos para parar el virus, Mientras ellos se sigan contagiando y estén sirviendo como vectores para crear nuevas infecciones va a ser muy difícil llegar a la inmunidad de rebaño”, expresó.

Énfasis en la vacunación

Dijo que a pesar de que las tasas de vacunación en Puerto Rico son buenas, no se ha podido alcanzar la inmunidad de rebaño. “Esto no es solamente de unos pocos, de las personas mayores, tenemos que tener a la mayoría de la población vacunada para poder establecerle el cerco al COVID”, añadió.

López sostuvo que en espacios abiertos donde la gente pueda controlar con quién interacciona la persona puede prescindir de la mascarilla, pero en sitios cerrados o donde hay aglomeración, “a pesar de estar vacunado, hay que ejercer la prudencia y utilizar las mascarillas todo el tiempo porque no podemos ejercer control de quién tiene la vacuna o no”.

“Hay que ser muy prudentes con nuestras actividades y más ahora que tenemos este repunte, independientemente, de que estemos vacunados o no, principalmente aquellas personas que no se han vacunado, tienen tomar la decisión ya; y aquellas personas vacunadas que tienen condiciones que pueden afectar su sistema inmunológico y su capacidad para luchar contra este virus deben ejercer la prudencia”, dijo para recordar que también se debe continuar con el lavado frecuente de manos y guardar distanciamiento físico.

“No es que queramos estar lejos de la gente, pero nadie sabe si en estos momentos una persona está teniendo una infección asintomática. Muchas de estas infecciones asintomáticas podrían convertirse en una infección con muchos síntomas para otras personas, incluso vacunadas, y no es que estoy diciendo que las vacunas no funcionen, sino que le previno de una hospitalización o hasta la muerte”, indicó el investigador.

López dijo que por el momento la Coalición no recomienda que se regrese a medidas restrictivas, porque “se sabe que tenemos vacunas que están funcionando”. Sostuvo que el problema no es solo el virus, sino “las personas que todavía no han tomado la decisión de vacunarse que son los que están siendo infectados por esta variante”.

“Si, eventualmente, aun así, con el nivel de vacunación que tenemos, se ve que el aumento es algo que no podemos controlar y se va a afectar nuestro sistema de salud, se van a proponer restricciones de acuerdo a la situación”, afirmó.

“Las personas tienen que entender que va a haber coronavirus para rato, por lo que se ve”, agregó el científico.

Dijo que el FDA se apresta a aprobar las vacunas Pfizer y Moderna y se van a crear políticas para requerir que las personas estén vacunadas entornos públicos y en sus centros de trabajo.

“Vamos a estar reuniéndonos la semana próxima para ver cómo van cambiando los números y vamos estar emitiendo unas recomendaciones al gobernador, la ciudadanía y el Departamento de Salud, si así fuera, lo más pronto posible. Ya estamos trabajando en eso, llegando a unos consensos para someter unas recomendaciones”, sostuvo.

En torno a los casos pediátricos de las variantes del COVID-19, dijo que también han mostrado un aumento ligero en la positividad.

“Tenemos la población de 0 a 14 años que no se puede vacunar, no hay vacunas para ellos y sin duda hemos visto un aumento también en la proporción de niños que se nos contagian. Creo que al día hoy hay 19 casos de menores de 18 años en hospitalización, pero no hay ninguno en cuidados intensivos. Por los datos que hemos estado viendo, hemos tenido un ligero aumento en la tasa de positividad de 0 a 9 años y de 10 a 14 años”, detalló López.

El presidente del Colegio de Médicos y Cirujanos, Víctor Ramos estimó por su parte, que cerca del 96% de los casos hospitalizados son de personas no vacunadas.

“Tenemos un repunte similar al de marzo en cuanto a casos. No se ha reflejado tanto en hospitalizaciones y muertes, aunque están subiendo. Hay que seguir monitoreando y los que faltan de vacunarse que se vacunen”, dijo Ramos, quien confirmó que hay varios brotes del covid-19 en Humacao y en un residencial en Carolina.

Según el Departamento de Salud, hoy se reportaron 45 casos confirmados, 45 casos probables, 39 casos sospechosos de COVID-19 y tres muertes adicionales.

En cuanto a la vacunación, la agencia detalla que se han administrado 3,827,212dosis. Especificó que hay 2,105,696 personas con una dosis administrada y1,830,986 personas con las dos dosis de la vacuna contra el COVID-19.