La comisionada residente en Washington, Jenniffer González, presentó hoy junto a varios congresistas un proyecto para la admisión expedita de Puerto Rico como estado de la Unión Americana.

Entre los que participaron de la presentación estuvo el congresista demócrata Darren Soto quien someterá ante la Cámara el proyecto, que se espera cuente también con una medida similar que se radicaría ante el Senado.

Puerto Rico Statehood Admission Act Press Conference

PUERTO RICO STATEHOOD NOW!!! Our fellow Americans in Puerto Rico have again declared their desire for statehood, and Congress must follow suit. Today, along with @RepJenniffer, I'm proud to introduce the Puerto Rico Statehood Admission Act. 🇺🇸🇵🇷#PRStatehood

Posted by US Rep Darren Soto on Tuesday, March 2, 2021

Otros congresistas, como los representantes Stephanie Murphy, Val Demings, María Elvira Salazar, Don Young y el senador Martin Heinrich, también participaron de la presentación de la medida en Washington.

También estuvo presente el gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, así como una amplia delegación de políticos de Puerto Rico que incluyó a legisladores, alcaldes y miembros de diversas organizaciones que promueven la estadidad.

“Es momento para la estadidad de Puerto Rico. Es momento de cumplir la promesa de democracia y conceder la verdadera igualdad a nuestros conciudadanos estadounidenses en la Isla”, afirmó Soto.

El representante recordó que el pasado 3 de noviembre en Puerto Rico se celebró un referéndum, junto con las elecciones generales, con una pregunta simple, ¿estadidad, sí o no?, a la que una mayoría de 52.5% votó a favor.

“Debemos reconocer que la mayoría pidió la estadidad y respetar eso. Así que estamos actuando. Estamos radicando el Acta de Admisión de Puerto Rico como estado, se establece un marco para la admisión, incluyendo una proclamación presidencial una vez se apruebe, un voto de ratificación, la elección de representantes y senadores, y la continuidad de las leyes, el gobierno y sus obligaciones”, afirmó Soto.

La medida, presentada en la Cámara propone un plazo de 12 meses para que el Gobierno de Estados Unidos proclame la admisión de Puerto Rico como estado. Según se ha informado, cuenta al momento con el respaldo de sobre 50 congresistas, 36 demócratas y 14 republicanos.

Presentan proyecto para admitir a Puerto Rico como otro estado.
Presentan proyecto para admitir a Puerto Rico como otro estado.

Tras condenar que por más de 100 años los puertorriqueños vivan con “una ciudadanía americana de segunda clase”, González agradeció el respaldo de los congresistas y aseguró que la medida permitirá “no solamente accesar y tener poder donde se toman las decisiones aquí, en el Congreso, sino también alcanzar esa igualdad a la que tenemos derecho como ciudadanos americanos”.

El senador Heinrich, demócrata por Nuevo México, sostuvo que radicaría la legislación en el Senado “porque nadie debe sentirse bien con que haya millones de ciudadanos americanos, en un lugar donde la gente ha nacido como americanos por más de cien años, que no gocen de la misma representación que disfrutamos todos nosotros”.

El veterano representante Young, republicano por Alaska, recordó que Alaska pasó por un proceso similar de admisión, que también enfrentó en su momento oposición. “Tenemos que lograr esto. Es bueno para Puerto Rico, es bueno para los Estados Unidos, es bueno para esta gran nación nuestra que todos seamos iguales”, afirmó.

La representante Salazar, republicana por Florida, expresó su satisfacción por apoyar la causa de la estadidad para Puerto Rico, donde vivió luego que sus padres emigraran de Cuba, y aseguró que “los llevo en el corazón a los puertorriqueños y por eso estoy aquí dándole apoyo. Es tiempo que los tres millones de puertorriqueños que viven en la Isla sean ciudadanos de primera clase”.

La representante Murphy reiteró que “una clara mayoría dijo sí” a la estadidad y el Congreso debe respetar ese voto. Agregó que se siguió el mismo proceso que en Hawái y Alaska.

“Quiero ver el día en que los hombres y mujeres que viven en Puerto Rico tengan los mismos derechos y responsabilidades que sus conciudadanos que viven en Florida o cualquier otro estado. Quiero ver el día en que puedan votar por su presidente y comandante en jefe, dos senadores y cuatro representantes con voto. Quiero ver el día en que se les trate igual en todos los programas federales, no peor, no mejor, igual”, sostuvo Murphy, quien agregó que era “totalmente inaceptable que los puertorriqueños miembros del ejército, la marina y la fuerza aérea puedan luchar y morir por este país y no puedan votar por los líderes que hacen las leyes nacionales, y son tratados de manera desigual bajo esas leyes. Eso no es aceptable”.

Por su parte Pierluisi celebró que al menos 51 congresistas aparezcan como coautores de la medida, y auguró que “tendrá tracción, tendrá su vista y será respaldada” por ambos partidos. Agregó que “anticipo un voto bien grande para ratificar la estadidad una vez esta medida sea aprobada por la Cámara y el Senado”.

A preguntas de periodistas, González aclaró que el proyecto para la estadidad de Puerto Rico no incluía ningún tipo de disposición para condonar la deuda de Puerto Rico, y agregó que, de hecho, su lenguaje específicamente indica que Puerto Rico mantendría su deuda y la responsabilidad sobre la misma, y que el proceso de restructuración de la deuda para salir de la bancarrota continuaría su proceso en las cortes, independientemente del proceso para la estadidad.

En cambio, dijo que el futuro de la Junta de Supervisión Fiscal probablemente se decidiría en las discusiones del proyecto en los comités de la Cámara y el Senado federal. El congresista Soto, sin embargo, sostuvo que “no espero que la Junta exista una vez Puerto Rico se convierta en estado”.

Pierluisi, por su parte, restó importancia al tema del idioma, y aseguró que cada vez más personas hablan inglés en Puerto Rico, entre otras razones porque el inglés se ha convertido en un idioma internacional y aprenderlo se ha convertido en “una cuestión de avance personal”.

Por otro lado, tanto González como Pierluisi explicaron que, por diversas razones, el proceso para la estadidad de Puerto Rico es diferente al Washington D.C., que también está reclamando la estadidad, y dijeron preferir que corran de manera separada.