En la actividad denominada “Visión 2020”, afloraron las diferencias entre el líder de la Palma y el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, quien se presentó al público poco antes que el gobernador, de forma separada, aunque en su mensaje lo apoyó y dijo “Ricardo Rosselló lo ha hecho bien”. 

Después que Rosselló  concluyó su mensaje, el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez, e integrantes de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP) se unieron a Rosselló en la tarima. 

Posteriormente, el gobernador ofreció una conferencia de prensa en la que no participaron los líderes legislativos.

“Queremos un Puerto Rico seguro, educado, con salud, que valorice el trabajo digno. Lucharemos contra la desigualdad social en todos los frentes”, dijo Rosselló desde una tarima en los salones “A” y “B”, en el tercer piso del Centro de Convenciones, atestados de gente.

En un discurso que por momentos dirigió en español y en inglés, el presidente del PNP reiteró su intención de celebrar un plebiscito Estadidad “sí” o “no”, antes de las elecciones generales del 2020, y anunció que radicará legislación para adelantar las primarias presidenciales, de manera que los candidatos a la presidencia de los Estados Unidos expresen si apoyan o no que Puerto Rico sea anexado como estado de la unión.

“Si vienen a nuestra Isla y no tiene una posición, si no defienden los intereses de Puerto Rico, no tendrán nuestro voto”, sostuvo Rosselló, quien retó a la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, a que esta semana diga “si se atreve o no”, aspirar a la gobernación por el Partido Popular Democrático u otro. 

“Invito a doña Carmen a que aspire a la gobernación y que podamos comparar sus puntos de vista y los nuestros”, indicó a preguntas de una reportera.

En su mensaje en el acto, Rosselló dijo que sus tres puntos en agenda son: “buscar la igualdad en todos los frentes, luchar contra las injusticias y reconstruir a Puerto Rico”.

Prometió crear “un estado posibilitador, que dé la oportunidad a todos”, en el que haya acceso a títulos de propiedad, al que regresen los boricuas que han emigrado al norte y con la transformación del sistema correccional”.

A corto plazo dijo que este verano entrante su administración comenzará a distribuir vales educativos y se pondrá en vigor la última fase del programa del Empleador Único. 

Además, mencionó que unas siete Alianzas Público Privadas comenzarían a funcionar; se completarán proyectos de carreteras, como la extensión de la PR-10 y la extensión de la PR-2 de Hatillo a Aguadilla; y añadió que para el 2023, Puerto Rico tendría una planta de energía virtual y un 40% de energía renovable.

“Todo esto solo se puede masificar si tenemos una ciudadanía de primera clase”, sostuvo ante una concurrencia que se dio cita desde temprano en la mañana de distintos pueblos. 

Muchos llegaron en las avanzadas de alcaldes y legisladores, identificados con camisetas de sus respectivos líderes.

Algunos vestían camisetas amarillas que leían: “Servidores Públicos Progresistas” y entre los asistentes había empleados de las agencias públicas y de la Legislatura,contratistas y enlaces de prensa.

Dirigiéndose a un grupo de venezolanos opuestos al gobierno del presidente Nicolás Maduro, presentes en la actividad, dijo que “Puerto Rico va a estar batallando por un mejor Venezuela”.

A las 11:55 a.m. se anunció que Rosselló había llegado al Centro de Convenciones al ritmo del número “Con Calma”, del reguetonero Daddy Yankee, y una hora después la comisionada residente en Washington, D.C., Jenniffer González lo presentó en tarima. Ella hizo su entrada con la canción “Dura” de “El Cangri”.

“Vengo aquí como la comisionada que más fondos federales ha conseguido para Puerto Rico, conseguimos más de $50 millones”, indicó González, quien precedió en la palabra a Rivera Schatz. “Ahí está el tiburón blanco”, anunció el maestro de ceremonias.

“Los populares están embarrao’s porque saben lo que les viene en el plebiscito”, dijo el líder senatorial, quien coincidió en la tarima con la comisionada electoral del PNP, Norma Burgos, a quien le ha pedido la renuncia por diferencias en el manejo del aparato electoral.