El Senado canceló la sesión legislativa de esta tarde luego de activar el protocolo contra el COVID-19, tras dos empleados de la Oficina del Sargento de Armas arrojar positivo al coronavirus.

“Personal de la Oficina del Sargento de Armas que labora en el hemiciclo dio positivo al COVID, así que todo el personal que nos ayuda en las labores del Senado ya fue llevado a hacerse las pruebas de rigor, siguiendo el protocolo. Ayer por la tarde y en la mañana de hoy se fumigó todo el hemiciclo. Así que esto está debidamente atendido”, dijo el presidente del Senado, José Luis Dalmau al abrir y cerrar los trabajos.

Ayer, durante el Mensaje de Estado de Situación del País, más de un centenar de invitados se congregaron en el hemiciclo de la Cámara y en las gradas del Capitolio. Muchos de los invitados, entre ellos jefes de agencias, compartieron en los pasillos con legisladores y empleados de la Casa de las Leyes y aunque tenían mascarillas, se observaba poco distanciamiento físico.

La sesión del Senado de hoy estaba programada para la 1:00 de la tarde. Dalmau recesó los trabajos hasta el próximo martes 13 de abril.

“Si el próximo martes los empleados que fueron llevados a hacerse las pruebas dan negativo, pues continuamos con los trabajos. Si dieran positivo el protocolo nos obliga a cerrar por un período adicional”, sostuvo Dalmau.

Ángel Raúl Matos oficial de prensa de la Presidencia del Senado informó que además de los dos empleados de la Oficina del Sargento de Armas, un familiar cercano a un empleado de la Secretaría de la Cámara Alta también dio positivo al COVID-19.

“A todos los empleados del Sargento se enviaron a hacerse pruebas así como al empleado de la Secretaría”, sostuvo el portavoz de la Presidencia del Senado.

Matos dijo que en el hemiciclo senatorial sólo estaban hoy los senadores y un número reducido de empleados. “Solo hay un mínimo de empleados. El presidente piensa abrir y cerrar los trabajos”, indicó.

La Cámara por su parte no tendrá sesión también hasta el martes próximo, pero esa determinación se tomó ayer miércoles antes de que surgieran los casos postivos del Senado.

Pese al repunte de casos del COVID-19 y a las advertencias de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) que ubican a Puerto Rico en el nivel más alto de peligro del coronavirus, la Cámara de Representantes no adoptó un protocolo especial para el Mensaje de Estado de Situación del País que el gobernador Pedro Pierluisi pronunció anoche en una sesión conjunta en la Legislatura.

El presidente del cuerpo legislativo, Rafael “Tatito”Hernández dijo que tenían en vigor un estado de emergencia por el COVID desde el pasado 20 de febrero, cuando varios legisladores tuvieron que ponerse en cuarentena, incluyéndolo a él, tras una empleada que maneja redes sociales, arrojara positivo a la enfermedad.

“Nosotros declaramos una emergencia por varias situaciones que hemos tenido en la Cámara, que está en efecto y no ha cambiado”, sostuvo Hernández Montañez. Indicó que para el Mensaje las sillas de los invitados guardaban una distancia de tres pies, “que es la dice el CDC”.

El año pasado, como resultado de las restricciones de la pandemia y el espacio reducido del hemiciclo de la Cámara, la entonces gobernadora, Wanda Vázquez Garced, pronunció su mensaje desde el Centro de Bellas Artes, en Santurce.

Al momento del discurso del Gobernador en el hemiciclo de la Cámara estaban todos los senadores y representantes, con excepción de los legisladores, independentistas, María de Lourdes Santiago y Denis Márquez.

En las gradas y había un centenar de invitados de La Fortaleza, entre los que figuraban algunos miembros del gabinete constitucional y alcaldes. Además, la presidencia del Senado y la Presidencia de la Cámara tenía otra docena de invitados.

“Vamos a tener un 45% de lo que típicamente son las visitas a nuestras gradas. No hay más de cien personas que van a participar… Aquí hay 230 y pico de bancas. Así que estamos dando el espacio como dispone el propio CDC, que dice tres pies, así que estamos en cumplimiento. En la parte de abajo teníamos un problema porque nuestros funcionarios no estaban vacunados, ya literalmente se vacunaron todos los legisladores y además, se vacunaron todos los empleados de la Cámara”, sostuvo el Presidente de la Cámara.