Nota de la editora: Este es el segundo de dos reportajes con los candidatos a primarias por la gobernación en el PPD y en el PNP, quienes hablan de sus propuestas económicas.

Utilizar los fondos de recuperación y reconstrucción para apalancar el crecimiento económico de la Isla, reformular el proceso de apertura de negocios y lograr un trato igual que a los restantes 50 estados de los Estados Unidos son los focos principales de la actual gobernante, Wanda Vázquez Garced, de lograr salir electa por primera vez en este proceso eleccionario.

Vázquez Garced expuso que en los pasados meses que ha estado a cargo de la gobernación ha establecido iniciativas para “mitigar el efecto negativo que ha tenido sobre la economía. Nuestras iniciativas han llevado más de $3,000 millones directamente al bolsillo de nuestros ciudadanos y nuestras PYMES (pequeños y medianos negocios)”.

“A modo de ejemplo”, la aspirante expuso que “puedo mencionar que, al 15 de junio de 2020, el Departamento de Hacienda había desembolsado el 85% de los reintegros reclamados. A los cuentrapropistas les fueron desembolsados más de $228 millones con los incentivos de $500 y de $1,000 (por la pandemia del COVID-19). Unos 53,625 profesionales de la salud y la seguridad recibieron más de $271 millones en incentivos. A la mencionada fecha se habían procesado y desembolsado 1,771,196 solicitudes del incentivo federal de la Ley CARES que le brindaba hasta $1,200 por contribuyente y $500 por dependiente. En los incentivos a las PYMES fueron desembolsados a 46,768 participantes una suma que excede los $180 millones. Finalmente, al 25 de junio de 2020, se habían distribuido más de $108 millones entre nuestros hospitales privados de fondos provenientes de la ley CARES. Para este último programa hemos destinado un total de $150 millones para la primera fase. A estas iniciativas debemos añadir que hay 194,502 personas recibiendo los beneficios de seguro por desempleo.”

Wanda Vázquez Garced, gobernadora. (Xavier Araújo Berríos)

De lograr regresar a La Fortaleza como gobernadora, Vázquez Garced dijo que continuará sacando provecho de los fondos que se reciben a causa de los desastres naturales causados por huracanes y terremotos.

Como primer punto, expuso que los problemas que ha enfrentado el país “nos han presentado oportunidades como lo son los fondos de recuperación y reconstrucción. Estos fondos serán utilizados para apalancar el crecimiento económico de la Isla. Durante los pasados 10 meses un total de 1,172 proyectos han recibido el compromiso de fondos federales para su desarrollo. Esto representa la mejoría de la infraestructura de la Isla, empleos y una inyección de más de $95 millones”.

En segundo lugar, planteó que “en Puerto Rico, el proceso para abrir los negocios continúa siendo complejo y oneroso para los microempresarios, así como para los pequeños y medianos comerciantes. Lo anterior, a pesar de las reformas implementadas durante este cuatrienio. Entendemos que resulta indispensable el reformular el proceso para la apertura de negocios. Me propongo facilitar dicho proceso mediante reducción de la burocracia y el tiempo que toma. Creando así, un nuevo ambiente de negocios que atraerá nueva inversión promoverá la apertura de nuevos negocios y provocará un aumento en el número de empleos disponibles. Por otro lado, a su vez, educaremos nuestros comerciantes en el uso de la tecnología para la exportación de bienes y servicios. Esta fórmula provocará el crecimiento y desarrollo económico de nuestros pequeños y medianos comerciantes”.

“Finalmente, debo insistir en que como estadista me encargaré de que recibamos trato igual que al resto de los 50 estados de la nación. El trato de Puerto Rico como una jurisdicción local, atraería el restablecimiento de industrias farmacéuticas y manufactureras. Tenemos la infraestructura y la mano de obra ideal para el renacer de estas industrias en la Isla. No podemos pasar por alto las zonas de oportunidad, herramienta que estimo tendrá un gran valor para atraer nuevo capital”, concluyó.

Fija su estrategia basada en la estadidad

Para el excomisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, “el desarrollo económico es el punto de partida del futuro para nuestra Isla. Lograr una economía sostenible que genere las oportunidades y los empleos que necesitamos tiene la más alta prioridad. Y no hay varitas mágicas. La estrategia de desarrollo económico de Puerto Rico tiene que ser multisectorial”.

Darle celeridad a de fondos federales se han asignado tras el embate de los huracanes Irma y María, lograr que el gobierno sea promotor del desarrollo económico y mejorar el ambiente para hacer negocios en lsla son los puntos principales que expone Pierluisi como promesa de campaña.

No obstante, dejó claro que, “como estrategia de desarrollo económico, la igualdad que garantiza la estadidad, es un camino probado. Todos los territorios mejoraron su economía al convertirse en estados, y Puerto Rico sigue muy rezagado en comparación con los estados en un sinnúmero de estadísticas clave, incluyendo el desempleo, el ingreso per cápita, la participación laboral y los índices de pobreza. Estar en igualdad de condiciones va a causar un incremento sustancial en nuestros índices económicos, incluyendo nuestros ingresos y el valor de nuestras propiedades. En fin, la estadidad es la herramienta más efectiva para mejorar nuestra economía”.

Excomisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi. (Xavier Araújo Berríos)

Más allá de un cambio en el status político de la Isla, la primera propuesta de Pierluisi es “agilizar los proyectos de reconstrucción y las mejoras a la infraestructura con los fondos federales de FEMA (Agencia federal de Manejo de Emergencia) y CDBG-DR (Programa de Subvención en Bloque para el Desarrollo Comunitario - Recuperación ante Desastres) que ya están asignados para poner al día nuestras carreteras, puentes, red eléctrica, sistemas de agua y alcantarillado, hospitales, escuelas y cascos urbanos, y para asegurar que nuestra población tenga vivienda asequible y segura. Ese dinero federal hay que ponerlo a correr para revitalizar nuestro entorno. Es una oportunidad única de hacer mejoras a nuestra infraestructura que tendrá un efecto positivo en la economía y ayudará a promover a Puerto Rico como destino de inversión, tanto local como fuera de Puerto Rico”.

“Por otro lado, voy a lograr que el gobierno se convierta en un promotor efectivo y facilitador del desarrollo económico en la Isla, con especial atención a los pequeños y medianos comerciantes, cerciorándome que tengan el mejor trato contributivo posible y que se les provean los permisos necesarios para establecer y hacer crecer sus negocios. Nuestros sectores económicos y emprendedores tienen que tener un gobierno que les facilita su capacidad de hacer negocios”, dijo.

Señaló que, para lograr este punto, el gobierno tiene que convertirse en facilitados a la hora de dar permisos y dejar de imponer limitaciones al sector privado.

“El Departamento de Desarrollo Económico va a darle la mayor atención a ejecutar las reformas necesarias, emulando jurisdicciones como India, que adelantó sobre 60 posiciones en los índices de competitividad del Banco Mundial, en cuestión de cinco años. No hay que reinventar la rueda, solo hay que hacerlo, sin excusas”, sentenció.

Por último, Pierluisi buscaría desde la gobernación “mejorar el ambiente de negocios”.

Expuso que esta acción “va a dar pie a promover más efectivamente los sectores de mayor potencial e impacto en nuestra economía, incluyendo la manufactura, el turismo, la agricultura, la exportación de servicios, así como proyectos estratégicos como el redesarrollo de Roosevelt Roads”.

Precisó que esto incluye insertarse “en la economía de Estados Unidos y, al mismo tiempo, enfocarnos en nuestra internacionalización, haciendo realidad que seamos el Puente de Estados Unidos a las Américas”.