Buenos Aires. Argentina, donde hay 576 infectados y 13 fallecidos a causa del nuevo coronavirus, cerró el viernes sus fronteras, por lo que no pueden ingresar los ciudadanos o residentes que están en el exterior. La medida estará vigente al menos hasta el 31 de marzo.

Están exentas las personas en tránsito aéreo o sanitario y el transporte de mercaderías.

El gobierno informó que asistirá a los argentinos en el exterior y planificará “de manera gradual y segura" su eventual regreso. Se estima que hay unos 15,000.

Por otro lado, el país sudamericano es unos de los 10 elegidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para probar terapias contra el COVID-19. El ministro de Salud, Ginés González García, dijo a la prensa que se participará en un primer ensayo clínico mundial. Agregó que tres argentinos se encuentran en tratamiento con hidroxicloroquina, una droga propuesta por Francia que se usa contra la malaria, el lupus y tiene capacidad antiinflamatoria.

Por su parte, el Ministerio de Seguridad informó que desde que se dispuso la cuarentena general el 20 de marzo fueron detenidas 6.191 personas.

La noche del jueves una treintena de reconocidos músicos argentinos de folklore, tango y rock cantaron en una suerte de recital virtual el popular tema “Como la cigarra” para acompañar a sus compatriotas en medio de la cuarentena.

En Colombia, el ministro de Salud, Fernando Ruiz, anunció la compra de equipos médicos, medicamentos y productos de higiene. En el país hay 539 contagiados -223 en Bogotá- y seis fallecidos.

Pese a que en Colombia hay unos 12,000 hospitales, la víspera el presidente Iván Duque informó que las fuerzas militares están adaptando carpas con unas 1,800 camas en caso de que aumenten los contagios. También se habilitaría un hotel que es propiedad del Ministerio de la Defensa que tiene más de 300 habitaciones.

Migración Colombia informó que 130 extranjeros fueron sorprendidos violando el aislamiento obligatorio, por lo que 37 fueron deportados, 49 expulsados y 44 obligados a salir del país.

Chile informó 304 nuevos casos por lo que la cifra nacional se elevó 1,605 contagiados y cinco fallecidos. Hay 52 personas en estado crítico.

Tras el fuerte incremento de los contagiados el gobierno impuso una cuarentana total a dos ciudades del sur, que se sumaron al aislamiento total de siete barrios de Santiago de Chile que concentran centenares de casos.

Desde Venezuela, el ministro de Defensa, general en jefe Vladimir Padrino López, anunció que ordenó a la industria militar cambiar su línea de producción para la confección de tapabocas, mantas hospitalarias y monos quirúrgicos. En el país hay 113 contagios -39 recuperados- y dos fallecidos.

El presidente Nicolás Maduro conversó vía telefónica con el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, sobre la necesidad de reforzar la cooperación humanitaria del sistema de la ONU hacia Venezuela ante los riesgos de la pandemia, anunció el canciller Jorge Arreaza en Twitter.

San Cristóbal, la empresa minera más grande Bolivia y propiedad de la japonesa Sumitomo, informó en un comunicado que suspendió la producción y exportación de zinc, plomo y plata “para evitar la propagación del COVID-19”. La compañía produce el 2,5% del Producto Interno Bruto de Bolivia y emplea a 2.500 personas. La suspensión de operaciones supondrá pérdidas para el país y la compañía, reconocieron las autoridades.

En Bolivia, donde también rige una cuarentena total y obligatoria, los contagiados subieron a 74. Funcionarios sanitarios del mayor hospital público de La Paz reclaman a las autoridades por la falta de equipos de bioseguridad. El ministro de Salud, Aníbal Cruz, admitió que el gobierno hace lo posible para dotar a los hospitales.

Por la tarde, Panamá informó que registra 770 casos de coronavirus y 14 fallecidos. Hay dos pacientes recuperados.

El director de la Caja de Seguros Social, Enrique Lao, dijo que a pesar de los esfuerzos “la situación empeora”. Reiteró que la estrategia consiste en aumentar y masificar la realización de las pruebas de diagnóstico. Las autoridades salud han dicho que han realizado 5,222 pruebas.

En Ecuador, la secretaria de Gestión de Riesgos, Alexandra Ocles, actualizó las cifras y dijo que hay 1.595 contagiados, 36 fallecidos y 2,148 casos sospechosos. La provincia del Guayas sigue siendo el epicentro de la enfermedad con 1,175 casos.

Perú sumó por la tarde 11 muertos y 635 infectados, dijo el presidente Martín Vizcarra, quien habló por primera vez con un tapabocas que no se quitó en ningún momento. Agregó que su gestión estudia otorgar otro bono adicional por la extensión de la cuarentena hasta el 12 de abril.

El gobierno ha otorgado más de $436 millones a los pobres.

Perú lidia con la desobediencia en cumplir la cuarentena implantada el 16 de marzo. En la víspera se detuvo a 2,641, entre ellos el auxiliar, de la selección peruana de fútbol, Nolberto Solano.

Después Guatemala elevó su número de contagios a 31 y una fallecida. Según el presidente Alejandro Giammattei, de los pacientes contagiados ya hay cinco recuperados.

Giammattei ha centralizado la información sobre el número de contagiados. Ha recibido críticas porque se considera que el número de casos es bajo y se ha cuestionado si el gobierno tiene la capacidad de realizar pruebas. Éste ha dicho que la falta de contagio ha sido por sus acciones exitosas de prevención al implantar un toque de queda de 12 horas, pedirle a la población permanecer en sus hogares y mantener el distanciamiento social.

La Corte Suprema de Justicia de El Salvador ordenó que todas las personas que hayan sido privadas de su libertad por no respetar la cuarentena deben ser conducidas a sus viviendas. No obstante, los detenidos que hayan sido trasladadas a sitios acondicionados para la contención de la pandemia, en la que pueden haber estado en contacto con fuentes de contagio de la enfermedad, deberán permanecer en tales lugares.

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Rogelio Rivas, informó que han sido detenidas 708 personas por violar la cuarentena domiciliar ordenada por el presidente Nayib Bukele por 30 días.

El país se mantiene con 13 casos confirmados, y sin fallecidos.

En la región al menos 10,600 personas están contagiadas y unas 206 han fallecido.

En la mayoría de la gente el nuevo coronavirus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas. Pero en algunas personas, sobre todos los adultos mayores y quienes padecen trastornos de salud subyacentes, puede provocar enfermedades más graves e incluso la muerte.

La pandemia ha infectado a más de 593,000 personas y causado la muerte a más de 27,100 en todo el mundo, según el Centro de Ciencias e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins que basa sus datos en los informes de los gobiernos y las autoridades de salud de cada país.