China.- El miércoles se desvanecían las esperanzas de rescatar a las más de 400 personas que seguían atrapadas en un crucero naufragado que volcó en medio de una tormenta unas 36 horas antes, mientras cientos de rescatistas buscaban en el río Yangtsé en lo que podría convertirse en el accidente con más muertos en aguas chinas en varias décadas.

Dieciocho cuerpos fueron retirados del barco, indicó la televisora estatal china CCTV. La embarcación flotaba boca abajo, con una franja de su casco asomando sobre las aguas grises del río. Un total de 14 personas fueron rescatadas, pero la inmensa mayoría de las 456 personas que iban a bordo, la mayoría turistas ancianos, seguían sin localizar.

El crucero Estrella del Oriente, un barco de varias cubiertas, navegaba río arriba el lunes desde la provincia oriental de Nanjing hacia Chongqing, en el suroeste, cuando volcó en la provincia de Hubei en medio de un ciclón, según medios chinos, que alcanzó vientos de hasta 130 kilómetros por hora (80 millas por hora).

Los equipos de rescate oyeron a gente que pedía ayuda desde el interior del barco volcado, y el martes los buzos sacaron a una mujer de 65 años, y más tarde a otros dos hombres que estaban atrapados, señaló la televisora CCTV. Otros sobrevivientes fueron localizados y están siendo rescatados, aunque la televisora no aclaró si seguían dentro del casco.

Más de 400 desaparecidos en el peor naufragio en China en décadas

Los gritos de auxilio se oyeron el martes, y no se sabía si había nuevos sonidos el miércoles. Los rescatistas estudiaban emplear una grúa gigante para sostener el barco mientras cortaban el casco en trozos.

Trece buzos del ejército buscaron el martes en el pecio, y las autoridades señalaron que otros 170 llegarían el miércoles para expandir a gran escala las tareas de búsqueda.

Policía y tropas paramilitares bloqueaban el acceso al lugar a lo largo de la ribera del Yangtsé. Decenas de camiones de la Policía Popular Armada esperaban estacionados junto al río, y al menos dos ambulancias salieron de la zona con las sirenas encendidas.

Huand Delong, un porteador de un transbordador para vehículos que cruzaba el Yangtsé varios kilómetros más arriba del siniestro, dijo que estaba trabajando el lunes cuando el tiempo empeoró mucho.

"En torno a las 9 de la tarde, empezó a llover como muchísima fuerza, entonces golpeó el ciclón y el viento era terrorífico de verdad", comentó Huang mientras cruzaba el amplio río el martes por la tarde.

Huang dijo pensar que era el peor desastre ocurrido en ese tramo del Yangtsé —el tercer río más largo del mundo— en la memoria reciente. La agencia de noticias oficial Xinhua indicó que podría convertirse en el peor accidente en aguas chinas en siete décadas.

"Haremos todo lo que podamos para rescatar a todos los atrapados aquí, sin importar si están con vida o no, y les trataremos como a nuestra propia familia", afirmó el comandante militar de la región de Hubei, Chen Shoumin, en una rueda de prensa emitida en directo en CCTV.

Entre los sobrevivientes estaban el capitán y el ingeniero jefe del barco, y ambos están bajo custodia, informó CCTV. Parientes de los pasajeros se reunieron en Shangai en una agencia de viajes que reservó muchos de los billetes. Los familiares exigen saber si el capitán tomó las suficientes medidas de seguridad con los pasajeros y demandaron a las autoridades locales más información sobre el accidente en escenas caóticas donde tuvo que intervenir la policía.

El capitán y el maquinista en jefe dijeron que la nave se hundió rápidamente tras verse atrapada por el ciclón, indicó Xinhua. El diario People's Daily, diario dirigido por el Partido Comunista, reportó que el barco naufragó en dos minutos.

El guía turístico Zhang Hui dijo en una entrevista con Xinhua desde su cama en el hospital que alcanzó a tomar un chaleco salvavidas mientras el barco volcaba en medio de la tormenta, haciendo rodar vasos de las mesas y poniendo todo boca debajo de repente.

El hombre de 43 años quedó toda la noche a la deriva en el Yangtsé a pesar de no saber nadar, y llegó a la orilla casi al amanecer. "La lluvia me golpeaba el rostro como si fuera granizo. Sólo me repetía 'soporta un poco más'''.

Algunos sobrevivientes nadaron hasta la orilla, pero otros fueron rescatados después de que los rescatistas treparan al casco visible del barco.

Los medios estatales dijeron en un principio que había 458 personas a bordo, pero CCTV indicó el miércoles que el crucero llevaba a 405 pasajeros chinos, cinco empleados de agencias de viajes y una tripulación de 46 personas. La mayoría de los pasajeros tenía entre 50 y 80 años.

Regresar a la portada de primerahora.com