Pekín. El presidente chino, Xi Jinping, aseguró hoy a los máximos dirigentes del gigante asiático que la epidemia de coronavirus es la crisis de salud más grave que ha vivido el país desde la fundación de la República Popular en 1949.

"Es la que se extiende más rápido, con más infectados y ha sido la más difícil de prevenir y controlar" afirmó Xi en una reunión con los siete miembros del Comité Permanente del Politburó del Partido Comunista Chino (PCCh), el máximo órgano dirigente del país.

A la reunión se sumaron por videoconferencia cientos de dirigentes del partido a nivel provincial, local y de distritos, además de responsables militares en esas circunscripciones, según el diario oficial Global Times.

El presidente instó a todas las instancias y cuadros del partido a continuar trabajando "sin descanso" en las labores de prevención y control y también en el objetivo de reanudar el trabajo y la producción en el país "de forma ordenada".

“La nación china ha experimentado muchas duras pruebas en su historia pero nunca se ha visto desbordada. En cambio, se ha vuelto más y más resuelta, creciendo y levantándose ante las adversidades”, afirmó Xi Jinping.

Xi recalcó que la situación de la epidemia sigue siendo "grave y compleja" y que "el de ahora es un momento crucial para frenar su propagación".

Asimismo, llamó a hacer esfuerzos para "liberar completamente el inmenso potencial" del desarrollo de China y a luchar por conseguir los objetivos económicos y sociales del país para este año.

"Ninguna victoria debe ser anunciada a la ligera hasta que sea total", dijo al tiempo que urgió a realizar "firmes, sólidos y meticulosos esfuerzos" en la prevención y el control de la epidemia.

El presidente señaló que la comunicación a través de los medios "debe ser más efectiva" y afirmó que la publicación de la información sobre la epidemia "tiene que ser mejorada".

Además, recalcó que la estabilidad social "debe ser bien salvaguardada" y que las actividades ilegales que perturben el tratamiento médico, la prevención de la epidemia y el orden económico y social tendrán que ser "castigadas severamente".

El multitudinario e inusual encuentro de la dirigencia y los cuadros del partido por videoconferencia se produce un día antes de que el órgano rector de la Asamblea Nacional Popular (ANP) decida mañana sobre el aplazamiento de la reunión anual del legislativo chino prevista a partir del 5 de marzo.

La dirección de la ANP debe además estudiar una propuesta para prohibir el comercio de animales salvajes en el país y el consumo de carne de caza, unas prácticas que probablemente estén en el origen del brote del nuevo coronavirus, según los expertos.

Las muertes por la epidemia en China se elevaron en las últimas 24 horas a 97 hasta alcanzar los 2,442 fallecidos, mientras que se registraron 648 nuevos infectados hasta un total de 76,936, informó hoy la Comisión Nacional de Salud del país asiático.

Según la fuente, hasta la pasada medianoche local (16.00 GMT del sábado), se detectaron 4,148 casos sospechosos, mientras que 22,888 pacientes se habían recuperado de la enfermedad y habían sido dados de alta.

De otra parte, los nuevos casos de coronavirus en China fuera de Hubei, foco de la infección, se redujeron hoy a 18, el menor número desde el inicio de la epidemia, justo cuando se cumple un mes desde que se puso en cuarentena a la mayoría de esa provincia y a su capital Wuhan, donde la situación sigue siendo muy grave.

Los nuevos casos detectados en Hubei -541 de ellos en Wuhan- revierten la tendencia decreciente que se había observado en la provincia en los últimos cinco días.

Aunque los datos oficiales han perdido fiabilidad tras los cambios en los criterios para confirmar los casos de las últimas dos semanas, las cifras parecen apuntar a que la enfermedad empieza a remitir en el resto de China, aunque está lejos de hacerlo en la "zona cero" de la epidemia.

EL MES DE CUARENTENA EN WUHAN PUEDE HABER FRENADO LA PROPAGACIÓN

La drástica cuarentena de varias ciudades de Hubei y especialmente de la ciudad de Wuhan, de once millones de habitantes, donde la gente permanece encerrada a cal y canto en sus casas, parece haber contribuido a frenar la propagación de la epidemia al resto de China.

No se sabe si los efectos de la epidemia hubieran sido bastante menores si la provincia donde se originó la infección se hubiese puesto en cuarentena bastante antes, tal como defendían algunos expertos.

Pero parece claro que el sacrificio de Wuhan y de su provincia, donde los ciudadanos llevan semanas de encierro en medio de la angustia y el temor, ha evitado por el momento daños aún mayores en el resto del territorio del gigante asiático y del mundo.

Un total de 21 de las 34 provincias y regiones autónomas chinas no han registrado hoy ningún nuevo caso confirmado.

MAS MÉDICOS MUEREN EN WUHAN

Otra doctora de 29 años Xia Sisi, murió hoy a causa del virus tras haberse infectado mientras trabajaba en primera línea de la lucha contra el virus, atendiendo a enfermos en el Hospital del Pueblo de Caidian en Wuhan.

Hace tres días lo había hecho otro neumólogo de la misma edad, Peng Yinhua, que retrasó su boda para poder seguir atendiendo a pacientes en otro hospital de la ciudad.

Son dos jóvenes médicos que se suman a los más de 1,500 profesionales sanitarios que se han contagiado del virus en Hubei, entre los que al menos nueve han muerto, según los últimos datos facilitados el pasado 14 de febrero.

Hoy se publicó un vídeo de una enfermera en un hospital de Wuhan, enfundada en un traje protector verde, en el que se ve como se tambalea del cansancio antes de apoyarse en el marco de una puerta para no caerse.

El trabajo del personal sanitario en Wuhan, con una gran carencia de medios -especialmente en las primeras semanas de la cuarentena- está siendo admirable.

Este fin de semana llegó a la ciudad el primero de los siete barcos de crucero fluviales que está previsto que atraquen en Wuhan para alojar a los profesionales sanitarios llegados de otras partes del país, cuyo número supera ya los 20,000.

CUARENTENA PARA TODOS LOS PACIENTES DADOS DE ALTA

El centro de comando para el tratamiento y control de coronavirus de Wuhan anunció hoy que todos los pacientes dados de alta en la ciudad deberán someterse a una cuarentena de 14 días después de que se hayan detectado de nuevo positivos en algunos casos tras abandonar el hospital.

Los pacientes curados serán enviados a lugares designados para guardar cuarentena y someterse a observación médica.

Esta medida se adopta después de que expertos médicos chinos advirtiesen de que los pacientes recuperados y dados de alta pueden todavía portar el virus y contagiarlo.

Zhao Jianping, un doctor al mando de un equipo médico en Hubei, confirmó a un semanario local que ha habido casos en que los pacientes dan positivo tras haberse recuperado aparentemente.

"¿Dónde pones a estos pacientes? No los puedes mandar a casa porque pueden contagiar a otros pero tampoco los puedes poner en el hospital porque los recursos son escasos", se preguntó Zhao.

Cronología del virus: DE LA REPROBACION DE LI WENLIANG A LA PRIMERA MUERTE

- 30 de diciembre: el oftalmólogo Li Wenliang, de 33 años, anuncia a sus colegas en un grupo de WeChat (similar al WhatsApp) que en el hospital central de Wuhan, donde trabajaba, habían quedado ingresados siete pacientes por un coronavirus parecido al SARS.

Cuatro días después la Policía local reprendió a Li por "difundir rumores" y le conminó a firmar una carta pidiendo disculpas.

- 31 de diciembre: el Gobierno chino informa a la Organización Mundial de la Salud (OMS) de la detección en la ciudad de Wuhan de los primeros casos de una nueva neumonía.

- 5 de enero: la Comisión de Salud Municipal de Wuhan anuncia que han sido aislados en la ciudad 59 pacientes con un "diagnóstico inexplicable de neumonía viral", 7 de ellos graves.

Precisa que el primer caso se diagnosticó el 12 de diciembre y el último el 29 de diciembre.

- 11 de enero: se anuncia la primera muerte en Wuhan, un hombre de 61 años que había estado en el mercado de Huanan.

- 21 de enero: el reputado neumólogo chino Zhong Nanshan, jefe del equipo de expertos médicos, confirma que la neumonía puede transmitirse entre humanos.

- 23 de enero: las autoridades de Wuhan comunican que a partir de las diez de la mañana siguiente quedarán clausurados todos los transportes para salir y entrar de la ciudad y prohibido que ningún ciudadano salga de la misma "sin razones especiales".

Miles de personas intentan salir a primeras horas de la ciudad y otras tantas acaban con las existencias de los supermercados en busca de provisiones.

Horas después otras siete ciudades de la provincia de Hubei entran igualmente en cuarentena, sumando entre todas más de 25 millones de habitantes.

Estas medidas se adoptan en vísperas del Año Nuevo lunar, cuando cientos de millones de chinos se desplazan por el país para pasar las vacaciones con sus familiares en sus lugares de origen.

- 24 de enero: se anuncia la construcción exprés de un hospital en Wuhan en un plazo de diez días. China vive su noche de fin de año más triste a causa del virus y de las restricciones impuestas para contenerlo.

- 25 de enero: Wuhan prohíbe la circulación de vehículos en la ciudad y solo autoriza los transportes de emergencia y aquellos con permisos especiales.

- 27 de enero: China prolonga hasta el 3 de febrero las vacaciones del Año Nuevo y suspende indefinidamente las clases en todos los centros de enseñanza. Se registra el primer muerto por coronavirus en Pekín.

- 28 de enero: el alcalde de Wuhan, Zhou Xianwang reconoce que su gobierno tardó demasiado en revelar la información disponible sobre el brote, debido, según él, a que necesitaban la aprobación de instancias superiores para hacerla pública.

- 29 de enero: comienzan las evacuaciones de extranjeros de Wuhan, con los primeros vuelos desde Japón y Estados Unidos. Cerca de 600 europeos demandan a sus gobiernos que les repatríen.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, asegura tras visitar China que "si hubiera varios focos" del coronavirus "sería el caos" y dice que la principal estrategia debe seguir siendo una intervención "fuerte y seria" en Wuhan.

- 30 de enero: el gobernador de Hubei, Wang Xiaodong, reconoce que hay una fuerte escasez de suministros médicos en Wuhan, especialmente mascarillas y trajes de protección.

- 31 de enero: los 20 españoles atrapados en Wuhan son evacuados en un avión británico que los llevará a Madrid tras pasar por Londres.

- 5 de febrero: el Ejecutivo chino anuncia que transformará en clínicas varios hoteles, centros de congresos o pabellones deportivos para hacer frente a la acuciante falta de espacio para atender a los afectados en los hospitales de Wuhan y Hubei.

- 6 de febrero: se publican testimonios estremecedores sobre la situación del personal sanitario en Wuhan, con jornadas de trabajo extenuantes de casi 15 horas sin poder comer, beber o ir al baño por la falta de trajes protectores.

Residentes extranjeros en Wuhan aseguran a Efe que no se atreven a consumir alimentos frescos, ni a salir a la calle ante el aumento de los casos de infectados.

- 7 de febrero: muere el doctor Li Wenliang tras haber contraído la enfermedad, lo que desata en las redes sociales chinas un aluvión de mensajes de pesar y de criticas a las autoridades por su actitud hacia el médico.

- 8 de febrero: la Embajada de EEUU en Pekín confirma la muerte de un estadounidense de 60 años en Wuhan, la primera confirmada de un extranjero en la ciudad.

- 12 de febrero: se restringen todavía más los movimientos en Wuhan y otras grandes ciudades de Hubei. A sus habitantes solo se les permite salir de casa una vez cada dos días para comprar comida y productos esenciales.

- 13 febrero: Pekín destituye al secretario del Partido Comunista en Hubei, Jiang Chaolinag, la máxima autoridad provincial, y le reemplaza por el hasta entonces alcalde de Shanghái, Ying Yong. También se aparta al líder del partido en Wuhan.

MAS DE 1,700 PROFESIONALES DE SALUD CONTAGIADOS

- 14 de febrero: se anuncia que más de 1,700 profesionales sanitarios se han contagiado del virus -1.500 en la provincia de Hubei- y que seis han muerto.

- 18 de febrero: muere el doctor Liu Zhiming, director del hospital Wuchang de Wuhan, principal centro de atención de enfermos del coronavirus.

- 20 de febrero: muere el neumólogo Peng Yinhua, de 29 años, que retrasó su boda para seguir atendiendo a pacientes en Wuhan. Trabajaba en la primera línea contra la enfermedad y había estado en contacto con cerca de 300 pacientes en dos días.

- 23 de febrero: el número de nuevos casos continúa descendiendo en China, pero no en la provincia de Hubei ni en Wuhan, que suma ya 1.865 fallecidos y 46.201 infectados.