Ciudad de México. La mayor televisora de México, Grupo Televisa, tiene un “poder sustancial en televisión de paga” en el país, dijo el viernes un organismo regulador autónomo.

La declaración podría activar una investigación sobre si el predominio de la compañía en el mercado requiere medidas reguladoras adicionales que permitan la participación o expansión de competidores.

“Los índices de precios crecientes y los altos márgenes de rentabilidad de GTV proporcionan evidencia consistente con la existencia de un agente que no enfrenta restricciones competitivas que limiten efectivamente su capacidad de fijar de precios”, afirmó el Instituto Federal de Telecomunicaciones en un comunicado.

El organismo también mencionó los obstáculos para ingresar en el mercado y los contratos de largo plazo que limitan la capacidad de los clientes para cambiar de proveedores de servicio de cable.

Grupo Televisa dijo en un comunicado que “la determinación del IFT es inconsistente con anteriores” y “considerará los medios de defensa a su alcance”.