Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Huracán María dispara las peticiones de armas

Por Maribel Hernández Pérez 01/16/2018 |11:45 p.m.
La oficina da cuenta de un incremento de un 12% en las solicitudes de licencia de tener y poseer en el 2017. ([email protected])  
Crisis de seguridad por falta de energía eléctrica motiva a que más ciudadanos busquen protegerse detrás del gatillo.

Tras el paso del huracán María en septiembre pasado por la Isla, son más los puertorriqueños que adquieren un arma de fuego para que les libre de todo mal.

La inseguridad causada primordialmente por la falta del servicio de energía eléctrica, el aumento en la incidencia de asesinatos, la falta de presencia policíaca, el incremento en los robos, escalamientos y hurto de vehículos, han sido los factores que están influyendo en las decisiones de la ciudadanía de obtener una licencia de armas con el fin de protegerse. 

De acuerdo a las estadísticas de diciembre de la Administración de Tribunales, cuando se normalizó el sistema, hubo un aumento de un 60% en las solicitudes de Portación de Armas de Fuego, si se compara con el mismo período en el 2016. 

“Entendemos que hay un sinnúmero de personas que han solicitado licencia de portación y que el tribunal, una vez empezó a trabajar en su normalidad, verá las mismas y veremos un aumento en las portaciones de armas”, comentó por su parte, el comandante Gerardo H. Oliver Franco, director del Negociado de Investigaciones de Licencia e Inspección de Armas de Fuego. 

La oficina da cuenta de un incremento de un 12% en las solicitudes de licencia de tener y poseer en el 2017, en noviembre hubo un alza de un 64% y en diciembre de un 70% si se compara con el 2016. 

El director del negociado explicó que numerosas personas en los meses de octubre, noviembre y diciembre han solicitado la licencia básica, que es la de tener y poseer, con el argumento de que quieren adquirirla para la protección de su familia. 

“Entendemos que las personas van allí porque muchas de ellas están en lugares donde no tienen luz… el temor de que vaya a pasar cualquier situación, porque ellos están solicitando las licencias para entonces poder defender su familia y estar más tranquilos con relación a su seguridad”, reiteró Oliver Franco. 

¿Han expresado que es también por la falta de policías en la calle? 

Hasta ahora no ha habido ninguna expresión de ellos de que sea por el ausentismo en la Policía, sino para sentirse ellos seguros y tener con qué defenderse en sus hogares. 

El funcionario agregó que se ha notado un aumento en los pasados años en la cantidad de mujeres que están solicitando licencia. De hecho, este género representa un 11% del total de las licencias activas en la actualidad.

 
Aumentan las solicitudes para portar armas en Puerto Rico

El interés incrementó luego del huracán María y las mujeres no son la excepción.


También se desprende de estas estadísticas suministradas, que en Puerto Rico hay 30,374 ciudadanos con licencia de Portación de Armas, o sea de que están autorizados para llevar consigo un arma de fuego, de un total de 87,000 licencias activas expedidas por el negociado, lo que representa un 35%. 

Para la fecha de septiembre que ocurrió el huracán María hubo una merma en la expedición de licencias porque todos los sistemas, en ese momento colapsaron. 

“No obstante, en el año 2016, había 934 licencias expedidas y en el 2017 solamente se pudieron expedir 197. (Tan pronto) empezamos a trabajar empezaron a llegar las solicitudes. Se vio un cambio a partir de noviembre que la gente empezó a llegar y se recibieron 1,567 solicitudes en diciembre… hubo un boom, hubo un aumento también donde se recibieron 1,588 solicitudes para terminar el año 2017 con 1,006 licencias adicionales a las que se recibieron en el 2016”, aseveró el comandante. 

Las áreas policíacas en las que hay más licencias expedidas son San Juan, Bayamón, Carolina, Ponce, Aguadilla y Mayagüez. 

En enero de este año la tendencia alcista se ha visto reflejada, ya que para ese mismo período en el 2017 se recibieron 222 solicitudes de Licencia de Armas de Fuego y en los primeros diez días ya las peticiones alcanzan las 171 para una diferencia de 51. 

Otra categoría que aumentó en un 75% fue la de portación de armas para policías. 

“Una vez ellos se retiran de forma honorable de la Policía, luego de diez años de haber trabajado en la misma, tienen el derecho de que se le expida una licencia de portación como policía, que se le da vitalicia por los servicios ofrecidos”, justificó Oliver Franco. 

La oficina que dirige se encuentra trabajando en la expedición de las licencias solicitadas en octubre. La Ley de Armas les concede un plazo de 120 días para emitir las mismas y, según argumentó, están tardando menos del término impuesto en enviarlas. 

Regresa a la portada

Tags

Huracán María