Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Pertenencias del abogado encontrado muerto en Miramar no serán decomisadas

Por Primerahora.com 10/11/2018 |11:05 a.m.
Roques Arroyo añadió que quedaría pendiente que en su momento se le notifique a la parte demandante, la madre del occiso, al centro en la imagen, cuándo culminaría la investigación. (Captura)  
El abogado fue el testigo estrella del juicio estatal que se dio en 2007 por la muerte del empresario canadiense Adam Anhagn.

La jueza Lauracelis Roques Arroyo, del Tribunal de San Juan, acogió una solicitud de la familia del abogado Carlos Javier Cotto Cartagena, muerto en hechos sin esclarecer en Miramar, como una medida provisional para que el Negociado de Ciencias Forenses no decomise las pertenencias, restos y ropa del occiso hasta tanto no culmine la investigación sobre su muerte.

La magistrada había señalado una vista para la mañana de hoy en la que se dilucidaría si procedía la concesión de un injuction preliminar; esto luego que la familia demandó el pasado viernes al Departamento de Seguridad Pública, al Negociados de Ciencias Forenses y al Estado con dicha petición. También solicitaron a través de su abogado, Giancarlo Cartagena Avilés, que se les devuelvan todos los órganos, tejidos y partes que les fueron removidas durante la autopsia al licenciado, de quién aún se desconocen las causas de su muerte.

“Por la presente certifico que en el caso correspondiente al señor Carlos Cotto Cartagena, el Negociado de Ciencias Forenses (NCF) aún no ha culminado el proceso investigativo. Además, se certifica que la ropa recuperada en el cadáver permanece en el Negociado. De acuerdo a los procedimientos y estatutos, la misma no será descartada o decomisada hasta transcurrido un año y cuente con la autorización del patólogo forense a cargo del caso. Conforme a la Ley 20-2017, las muestras de tejidos conservados permanecerán en la agencia y podrían ser descartados luego del término de un año con la previa autorización del patólogo forense del caso”, rezaba la certificación leída en sala por la magistrada.

Roques Arroyo añadió que quedaría pendiente que en su momento se le notifique a la parte demandante cuándo culminaría la investigación, por lo que se le otorgó un término de cinco días a la licenciada Liani Vega -conforme a derecho- para investigar la fecha.

De no poder tener esa información, transcurridos los cinco días y si no se llega a un acuerdo, la parte demandante deberá enmendar la petición y tendrá derecho a emplazar a la parte demandada. La jueza indicó que pasado el término, de no tener acuerdo, se realizará una nueva vista.

El abogado fue el testigo estrella del juicio estatal que se dio en 2007 por la muerte del empresario canadiense Adam Anhagn contra un joven que resultó ser inocente del asesinato. 

En la madrugada del pasado viernes 21 de septiembre, Cotto Cartagena fue hallado muerto frente al Condominio Santa Teresa, en el 650 de la calle Estado, en la zona de Miramar. 

Regresa a la portada

Tags

Miramarcarlos cartagena