Cargos criminales por asesinato en primer grado en la modalidad de maltrato de menores fueron radicados hoy contra el padre del niño Matthew Andrés Becerril Laureano, de tres años, a quien llevó muerto al Centro de Diagnóstico y Tratamiento de Río Piedras el 14 de diciembre del año pasado mientras pasaba unos días en su hogar.

La jueza Raiza Cajigas Campbell, del Tribunal de San Juan, determinó causa para arresto de Martín A. Becerril Pacheco, de 23 años, señalándole una fianza de $2 millones ordenando su ingreso en prisión.

La autopsia realizada por el patólogo del Negociado de Ciencias Forenses Javier Serrano reveló que el menor murió a consecuencia de un severo trauma corporal.

El padre, quien se dedica a recolectar latas, informó la noche de los sucesos que mientras bañaba al menor en su hogar localizado en la barriada Venezuela en Río Piedras se desmayó y pudo observar sangrado en la nariz, posteriormente por recomendaciones de su abogado, Miguel Rodríguez, no hizo otras expresiones.

Martín A. Becerril Pacheco

La pesquisa está a cargo del agente investigador Marcos Michael Figueroa Torres bajo la supervisión del sargento Arnaldo Ruiz Medina y la fiscal Linette Velázquez de la Unidad Especializada.

Los resultados de la autopsia se habían retrasado en espera del análisis toxicológico, sin embargo, no se han revelado sus resultados.

El niño fue llevado por su padre y su abuelo hasta la sala de emergencias, donde la Dra. Liza Anzalota del Toro, certificó que no tenía signos vitales. Presentaba también sangrado en la nariz y hematomas en el cuerpo.

Por su parte, la progenitora, Gloribel Laureano Pacheco, de 27 años, reveló que el menor se estaba quedando desde la semana antes del Día de Acción de Gracias con su padre, y que cuando salió de su hogar estaba bien de salud.