Destacando su valentía de héroe tras su asesinado en medio del cumplimiento del deber, el agente Erasmo García Torres, adscrito a la Unidad Motorizada de Ponce, fue ascendido hoy póstumamente al rango de sargento por el comisionado del Negociado de la Policía de Puerto Rico (NPPR), Antonio López Figueroa, durante una emotiva ceremonia que se llevó a cabo en la plaza pública, José Figueroa, de su natal Villalba.

El agente Erasmo García Torres, adscrito a la Unidad Motorizada de Ponce, fue ascendido al rango de sargento póstumamente, tras ser asesinado en el cumplimiento del deber.
El agente Erasmo García Torres, adscrito a la Unidad Motorizada de Ponce, fue ascendido al rango de sargento póstumamente, tras ser asesinado en el cumplimiento del deber. (Suministrada )

Durante el mediodía del jueves pasado, a pesar de que estaba en su hora del almuerzo, el agente observó al conductor de un vehículo cometer una infracción de tránsito y tras una breve conversación el hombre optó por continuar la marcha, por lo que lo siguió. A corta distancia, cuando llegó a la esquina de las calles Villa y Venus en Ponce, se alega que el individuo le disparó en la cabeza, ocasionándole la muerte, poco después en un hospital.

El imputado de cometer el crimen, Bryan Ramos Rivera, fue arrestado y acusado en tiempo récord.

García Torres de 50 años y poseía un Bachillerato en Justicia Criminal. Aunque llevaba 29 años laborando en el NPPR, no podía retirarse hasta que cumpliera los 55 años.

Era Técnico de Artes Marciales e integrante del Equipo Nacional de Taekwondo de Puerto Rico. Representó a la isla en los Juegos Panamericanos en la Habana, Cuba, en el año 1990, en Indianápolis en el 1997 y en República Dominicana en el año 1999.

Este ingresó en la Uniformada el 28 de junio de 1991, donde se destacó durante su carrera en el Precinto 782 de Puerto Nuevo, la División de Operaciones Tácticas de Guayama y Aibonito, el programa de “Drug Court” de Guayama, la División de Drogas, Narcóticos, Control de Vicios y Armas Ilegales, el Precinto Ponce Este y desde el 2019, como motociclista.

Se distinguió por su dedicación, responsabilidad e iniciativa, logrando ser reconocido en varias ocasiones, además, fue galardonado como agente del año de Ponce y a nivel isla y en una ocasión por otro acto de valor, según su reseña de la que hizo lectura el sargento Axel Valencia, director de la Oficina de Prensa del NPPR.

El agente Erasmo García Torres, adscrito a la Unidad Motorizada de Ponce, fue ascendido al rango de sargento póstumamente, tras ser asesinado en el cumplimiento del deber.
El agente Erasmo García Torres, adscrito a la Unidad Motorizada de Ponce, fue ascendido al rango de sargento póstumamente, tras ser asesinado en el cumplimiento del deber. (suministrada )

Sus restos serán sepultados en el cementerio Las Mercedes en un acto privado, luego de completar un recorrido por la comandancia de área de Ponce.

Decenas de policías y oficiales se despidieron del sargento Erasmo García Torres durante el paso del cortejo fúnebre frente a la comandancia de área de Ponce, en ruta hacia el cementerio donde descansarán sus restos.
Decenas de policías y oficiales se despidieron del sargento Erasmo García Torres durante el paso del cortejo fúnebre frente a la comandancia de área de Ponce, en ruta hacia el cementerio donde descansarán sus restos.

Ayer, domingo, decenas de personas extendieron sus condolencias a sus familiares y le rindieron homenaje en el Centro de Bellas Artes, Adrián Rosado Guzmán, en Villalba donde fue expuesto.

Durante los actos oficiales de hoy uno de sus cuatro hijos, Engel García Colón, se despidió de su padre quien dijo que fue un ejemplo en su vida porque le inculcó valores y siempre le daba acertados consejos.

El agente Erasmo García Torres, adscrito a la Unidad Motorizada de Ponce, fue ascendido al rango de sargento póstumamente, tras ser asesinado en el cumplimiento del deber. Su hijo destacó los valores con los que lo educó.
El agente Erasmo García Torres, adscrito a la Unidad Motorizada de Ponce, fue ascendido al rango de sargento póstumamente, tras ser asesinado en el cumplimiento del deber. Su hijo destacó los valores con los que lo educó. (suministrada)

También, el alcalde de Villalba, Luis Javier Hernández Ortiz, quien decretó tres días de duelo por su muerte, intentaba llevar consuelo a sus familiares, compañeros de trabajo y a la ciudadanía cuando rememoró su acto de heroísmo.