El sospechoso de un asesinato reportado el martes en el sector La Pachanga de Toa Baja fue arrestado anoche en el aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín por agentes de la División de Arrestos y Allanamientos del Cuerpo de Investigación Criminal de Bayamón “mientras trataba de huir del país”, informó el Negociado de la Policía.

El detenido, que fue acusado en ausencia, fue identificado como José M. Muñiz Otero, apodado El Celso y de 40 años. Se indicó en el informe policiaco que este se disponía a viajar hacia el estado de Nueva York cuando fue puesto bajo arresto.

Al hombre se le imputa ser el responsable de la muerte de Daniel Rijos López, de 54 años. Se alega que le disparó mientras el perjudicado llegaba a su residencia en un auto Honda Fit. Un menor de nueve años que se encontraba en el vehículo también resultó herido de bala.

Los cargos que enfrenta Muñiz Otero son por asesinato, tentativa de asesinato, dos violaciones a la Ley de Armas por portación de arma de fuego sin licencia y disparar, así como un cargo por violación al artículo 249 del Código Penal, relacionado con el riesgo a la seguridad por disparar con un arma de fuego en un lugar público.

Ficha policiaca de José M. Muñiz Otero, apodado El Celso y de 40 años.

El fiscal Roberto Hernández radicó los cargos en ausencia ante el juez Elmer Rodríguez. Este encontró causa para arresto y le fijó una fianza a Muñiz Otero de $1.3 millones.

La agente Lenda Colón, de la División de Homicidios de Bayamón, investigó los hechos y el agente La Santa, de la División de Arrestos y Allanamientos, diligenció la orden de arresto.