¿La Perla se ha convertido en el lugar más peligroso de Puerto Rico?

Para el comandante de área de San Juan, el teniente coronel Orlando Rivera Lebrón, el lugar no es peligroso porque sostiene que el lamentable suceso, que culminó en el asesinato del turista Tariq Quadir Loat, de 24 años, y la agresión a su amigo durante un altercado en la calle San Miguel de la barriada La Perla el pasado sábado, se trató de un incidente aislado.

“No es un lugar peligroso, porque allí la gente entra, hay hasta un restaurante, la gente entra a compartir, hay varios negocios... esa situación que es un caso que yo diría, si vamos a ver, es un caso aislado. No existe un patrón, allí lo que ocurrió es un incidente entre los turistas y varias personas que se presume que residen allí que desembocó en algo que no está en control de nosotros”, sostuvo Rivera Lebrón.

Relacionadas

La comunidad no está ocupada, sino que se ha establecido un plan de trabajo para evitar la incidencia de delitos con la presencia policíaca.

Por su parte, el comisionado de la Policía Municipal de San Juan, José J. García Díaz, afirmó que tiene activados todos los recursos para mantener a la capital como una ciudad segura para los residentes y visitantes.

“Nuestro compromiso y el de nuestra Policía Municipal es continuar trabajando para hacer de San Juan una ciudad segura para sus residentes y sus visitantes. No escatimaremos en recursos para mantener nuestra ciudad como una hospitalaria y segura para todo el que nos visite”, expresó García Díaz en declaraciones escritas.

El funcionario reiteró que a pesar de que la investigación y el esclarecimiento del caso recae en el Negociado de la Policía de Puerto Rico (NPPR), les han ofrecido apoyo desde el momento del incidente.

“Pusimos a disposición todos nuestros recursos y varias de nuestras unidades especializadas para lograr efectividad y resultados en este lamentable suceso”, exclamó.

Rivera Lebrón comentó que la incidencia de otros delitos está bajo control.

Las estadísticas del NPPR revelan que en lo que va de año, en la comunidad y sus alrededores, se investigó una querella por asesinato y las agresiones de los dos turistas ocurridos el fin de semana pasado, que culminaron con el crimen de uno de ellos, un robo, una agresión en medio de un asalto y dos escalamientos.

Según el desglose de delitos, el primero se registro el 5 de enero a las 10:30 a.m., cuando se reportó el hurto de un automóvil Hyundai Elantra que contenía documentos personales y la cartera del querellante, mientras estaba estacionado entre las calles Norzagaray y Matadero.

No fue hasta el 3 de marzo que comenzó a aumentar la incidencia tras reportarse a las 3:28 p.m. el robo de un bulto con una cámara y un dron; durante la madrugada del 17 de marzo, Brian N. Rosado Cintrón, de 23 años y vecino de Vega Alta, fue asesinado mientras cruzaba hacia la calle Norzagaray para abordar su vehículo, y el 24 de ese mes, un turista de Carolina del Norte fue herido en la cabeza en medio de un asalto para robarle su celular en la barriada La Perla.

El 6 y el 20 de abril se investigaron querellas por escalamientos al cementerio Santa María Magdalena de Pazzi.

De acuerdo con los informes comparativos sobre la incidencia criminal en ese sector, en el 2019 se reportaron dos agresiones agravadas y dos apropiaciones ilegales, mientras que el 2020 se registró un asesinato, dos robos, dos agresiones agravadas y una apropiación ilegal, para una diferencia de dos querellas más. La cantidad de delitos es menor a la que se ha registrado durante los primeros meses del 2021.

El incidente más reciente fue el de los turistas de Delaware, que comenzó durante la tarde del 24 de abril con un altercado cuando presuntamente alguien les indicó que no podían tomar fotos y vídeos donde se detuvieron, el cual culminó con el crimen de uno de los jóvenes por heridas de bala, cuyo cadáver fue encontrado calcinado al día siguiente, en el barrio Yeguada de Vega Baja.

Foto del turista asesinado Tariq Quadir Loat, de 24 años.
Foto del turista asesinado Tariq Quadir Loat, de 24 años.

Este medio solicitó una reacción del Municipio de San Juan sobre una publicación de una mujer que se identificó en las redes sociales como progenitora del joven sobreviviente, quien denunció que se habían negado a cubrir los gastos para el traslado del cadáver de Quadir Loat tras vincular el caso con el trasiego de drogas. Esto fue desmentido por García Díaz.

“En torno a las expresiones en las redes sociales que se le atribuyen a quien se alega es la madre del otro joven involucrado en el incidente y quien deberá ser parte de la investigación del caso, debemos informar que en la comandancia de la Policía Municipal ni en alguna otra dependencia municipal se ha recibido solicitud alguna para la gestión de traslado del cadáver”, respondió el funcionario.

En el Instituto de Ciencias Forenses ya se llevó a cabo la entrevista inicial a la pareja del occiso, quien reclamó el cadáver. La funeraria designada para tramitar su traslado a Estados Unidos todavía no ha pasado a recogerlo, dijo esta tarde la portavoz de prensa de la agencia, Betsy Rivera.

La investigación del asesinato continúa en curso. Los investigadores intervinieron ayer con un individuo residente de esa comunidad como parte de las confidencias que se encuentran corroborado. El hombre no pudo ser identificado como uno de los sospechosos.

El Cuerpo de Investigación Criminal de San Juan tampoco ha tenido éxito para comunicarse con el herido, que el domingo abandonó la isla.