El director en Puerto Rico del Negociado Federal de Investigaciones (FBI), Douglas Leff, dijo hoy que el incidente en el que un joven aparece en un video con uniforme de la Wesleyan Academy, de Guaynabo, con un rifle y haciendo amenazas no será objeto de cargos criminales.

En entrevista en Radio isla, Leff dijo que entienden que se trató de “una broma”, aunque también dijo que el incidente del video “para nosotros es un asunto serio” y que “debemos reconocer que técnicamente es un delito federal cuando se usa el internet” para estas amenazas.

“En este momento hemos determinado que la amenaza no era real pero el video que de muchacho provocó tiene los mismos elementos y características de videos similares de tiroteos que luego resultaron ser verdaderos”, indicó en la entrevista radial.

“Cuando encontramos un vídeo como este, tenemos que asumir que es verdadero”, sostuvo.

Explicó que agentes del FBI, junto a agentes municipales, acudieron al colegio al enterarse del video como parte de la investigación. “Podemos determinar que fue un tipo de broma, tristemente. El estudiante no tiene acceso a armas”, afirmó.

Aunque técnicamente la amenaza en sí es un delito federal, según Leff, se trata de un asunto discrecional y la fiscalía federal determinó no radicar cargos contra el menor, precisó, aunque dijo que todavía podría enfrentar cargos estatales.

Agregó que “un muchacho, un niño tiene a veces un juicio inmaduro a esa edad” y que “no vamos a lograr nada procesándolo”.

“Los niños reconocieron que este tipo de acción puede destruir todo su futuro académico, puede destruir su carrera”, añadió.

En la emisora se le cuestionó que en el pasado los federales han acusado a personas por amenazas telefónicas, como el caso de un hombre de Cabo Rojo que dijo que mataría al presidente Donald Trump o a la maestra que insultó a la jueza federal Laura Taylor Swain, y que probablemente si el joven fuera un vecino de un residencial público, Leff  aludió que hay "otras cosas en progreso" que no podía comentar.

El intercambio generó diversas reacciones en redes sociales, con algunos internautas expresando que la posición del FBI era "clasista".

Hoy Primera Hora publicó que el joven fue suspendido de la academia y que la Wesleyan Academy aseguró en declaraciones escritas que hubo una "activación inmediata del protocolo de seguridad escolar" y que están comprometidos con "la seguridad de nuestra comunidad estudiantil".