La fiscal Irisel Collazo Nazario no encontró los elementos de delito que sostuvieran una acción penal contra un sargento adscrito a la División de Vehículos Hurtados de San Juan se encuentra arrestado tras ser denunciado por su pareja consensual, quien es una agente que labora en el mismo centro de trabajo por un presunto incidente de violencia de género.

La jueza Maranyeli Colón Requejo, del Tribunal de Primera Instancia de San Juan, expidió una orden de protección a favor de la querellante, la cual se diligenció y se transfirió el caso de seguimiento para el Tribunal de Mayagüez.

La agente, radicó una querella durante la madrugada de ayer, miércoles, en la que alegó que mientras se encontraban en el estacionamiento aledaño al Cuartel General de la Policía en Hato Rey, él le quitó su teléfono celular y le exigió que le dijera la contraseña para revisarlo.

Como se negó, el sargento supuestamente se lo llevó y alegó la perjudicada que la siguió hasta su lugar de trabajo.

Mientras que, el sargento alegó que previamente había sido agredido por la mujer.

El caso fue investigado por el agente Luis J. Rodríguez, adscrito a la División de Violencia Doméstica de San Juan.