El comisionado de la Policía, Henry Escalera, negó que hubiera un problema de percepción sobre la incidencia delictiva en el Condado, aunque reconoció que en todo San Juan, al igual que en el resto de la isla, hay una baja en la incidencia delictiva.

En entrevista en Radio Isla, Escalera dijo que jefes de la policía estatal se reúnen con Caldero y personal de la municipal para establecer planes de trabajo en conjunto, y que ambos coinciden en que una medida que se debe tomar es establecer un horario de cierre de los negocios, aunque la decisión final sobre este tema recae en la alcaldesa.

Dijo que en esa área la Policía estatal ha hecho ajustes como aumentar el patrullaje, y colocar policías “plantones”.

En declaraciones ayer, Caldero dijo que había une percepción de alza delictiva, pero que las estadísticas dicen que hay un baja. Escalera, sin mencionar directamente a Caldero comentó que “hay áreas donde estadísticamente, no por percepción, hay más incidentes” y dijo de delitos de robos y escalamientos.

Al igual que como dijo Caldero ayer, Escalera señaló que en otros pueblos sí hay hora de cierre y cuando los negocios en esos municipios cierran algunas personas se trasladan a San Juan, y a veces gente de bandos rivales termina encontrándose en el mismo negocio que no tiene hora de cierre.