“La maté, cometí un error”.

Esa fue la confesión que le hizo Winston Mercado Capellán de 47 años, a su hermano tras dispararle a su expareja Anny Solanyi Marte de 44 años, en la marquesina de su residencia ubicada en la calle José Gautier Benítez, en Barrio Obrero, Santurce, confirmó el capitán Luis E. Díaz, director del Cuerpo de Investigación Criminal (CIC) de San Juan.

Minutos después Mercado Capellán se privó de la vida de un disparo en la cabeza en su residencia localizada en la calle Andalucía de la urbanización Vista Mar en Carolina.

“Él llamó al hermano y le dijo la maté, cometí un error. La investigación determinó que se trató de un crimen por violencia doméstica”, aseveró Díaz.

Los hechos fueron reportados a esto de las 8:13 a.m., tras localizarse el cadáver de la mujer con un impacto de bala en la parte superior izquierda de la cabeza, mientras se disponía a bajarse de su guagua Toyota 4Runner, negra, en la que llegó tras dejar a su hijo menor en la escuela.

La occisa, quien trabajaba como técnica de uñas, no había radicado querellas por violencia doméstica contra el hombre.

Un hijo mayor de la mujer se encontraba en el interior de la residencia. El joven de 20 años, que resultó ileso, fue el primero en toparse con la trágica escena.

La mujer de 44 años se convirtió en la undécima víctima de violencia doméstica tras ser asesinada de un disparo en la cabeza por su expareja, quien la acechó.
La mujer de 44 años se convirtió en la undécima víctima de violencia doméstica tras ser asesinada de un disparo en la cabeza por su expareja, quien la acechó.

Posteriormente, a las 8:51 a.m. se recibió una querella a través del Sistema de Emergencias 9-1-1 en la que se notificaba sobre el suicidio de un hombre en una residencia en Carolina, con la misma dirección de la expareja de la fallecida y simultáneamente llegó al Precinto de Carolina Norte su hermano, para notificar lo mismo.

En la residencia encontraron el cuerpo de Mercado Capellán de 47 años, con un impacto de bala en la cabeza. Se ocupó la pistola marca Glock de calibre 9 milímetros.

“Fue pareja de ella, ya no estaban juntos según la información que fue provista por su hijo. Se separaron recientemente. Vamos a corroborar la información con su actual pareja y el hermano mediante entrevistas”, sostuvo Díaz, quien se enteró del suicidio mientras se aprestaban a acudir a su residencia tras considerarlo como el principal sospechoso del crimen.

“Cuando íbamos a salir a buscarlo nos llaman y nos dicen que en esa dirección el hombre que íbamos a buscar se había suicidado”, detalló Díaz, quien también intentó darle consuelo a la progenitora de la occisa, quien llegó a la escena desesperada y confundida al verla ensangrentada. “Está muerta”, preguntaba entre lágrimas.

El fallecido, oriundo de la República Dominicana, tenía licencia de armas de fuego.

En su residencia se ocuparon tres libras de marihuana y una máquina para contar dinero.

El agente Melvin Berríos, adscrito a la División de Homicidios de San Juan junto al fiscal Rodolfo Olmedo investigaron la escena.

En lo que va de año 26 mujeres han sido asesinadas, 11 de ellas fueron víctimas de violencia doméstica.