Sabana Grande. La pandemia del COVID-19 no evitó que decenas de familiares, amigos y conocidos de Michelle “Michellyn” Ramos Vargas, acudieran hoy al cementerio municipal de Sabana Grande para darle el último adiós a la mujer trans asesinada la semana pasada en San Germán en circunstancias que todavía se desconocen.

Allí, bajo un candente sol, arribó la comitiva fúnebre que se trasladó a pie desde la funeraria aledaña, Avilés Memorial, cargando el féretro cubierto por una enorme bandera de la comunidad LGBTTQI+.

A su paso, otras personas se apostaron en los alrededores del camposanto, dejando sentir su indignación por el crimen cometido contra un ser humano a quienes todos describieron como alguien especial, alegre y solidaria.

“Michelle era una mujer encantadora, muy trabajadora y, sobre todo, muy profesional. Era muy dada, dejaba de tener las cosas para ofrecerlas a los demás y siempre sacaba el tiempo para visitar a sus papás y no era de mucho salir, iba a lugares específicos”, sostuvo el amigo y portavoz familiar, Rafael Martínez Ayala.

“No le conocimos ningún enemigo, al contrario, nos cuestionamos qué pudo haber pasado ya que no tenía enemigos”, agregó.

En tanto, Michael Marrero, quien llegó al sepelio con un grupo de vecinos del residencial El Carmen en Mayagüez, donde residía Ramos Vargas, confesó que el proceso de asimilar la muerte de su amiga ha sido muy duro.

Michelle "Michellyn" Ramos Vargas es la sexta mujer transexual asesinada en lo que va del año.
Michelle "Michellyn" Ramos Vargas es la sexta mujer transexual asesinada en lo que va del año.

“No hay palabras para expresar esto que pasó, porque nadie lo esperaba dado a la persona tan buena que era Michelle. Pero aquí estamos, todos juntos, para poder afrontarlo juntos y decirle un ‘hasta luego’ a ella, porque más pronto de lo que muchos pensamos, vamos a estar con ella de nuevo”, expresó el joven, quien también es integrante de la comunidad LGBTTQI+.

“Ella no merecía esto, era una persona buena de verdad”, lamentó al reclamar justicia para Michellyn, como la llamaban, “porque esto no lo merece nadie. Hoy fue Michelle y quién sabe si mañana puede ser uno de nosotros”.

Durante el duelo, caracterizado por anécdotas de aquellos que compartieron importantes momentos en la vida de “Michellyn”, estaban sus padres David Ramos y Elia Vargas, quienes recibieron palabras de consuelo en medio del intenso dolor.

Entre los asistentes estuvo Zorimar Betancourt, madre de Stefano Cornelis Steenbakkers, asesinado en junio de 2012 durante un intento de carjacking en Dorado y cuya muerte estremeció a Puerto Rico.

Betancourt se mantuvo al lado doña Elia, que en varias ocasiones se derrumbó en lágrimas ante la irreparable pérdida.

Igualmente, el alcalde de Lajas, Marcos “Turin” Irizarry, resaltó que su presencia en el entierro se debía a que la occisa era natural de su pueblo, aunque residió en Sabana Grande por mucho tiempo.

“Lajas está de luto y de duelo, por eso las banderas estarán a media asta hasta el viernes y el llamado que le hice al Gobierno, que hay que declarar ya esto un estado de emergencia”, manifestó el ejecutivo lajeño.

Otra persona que se dirigió durante el sepelio fue Betania, una amiga de Michelle, que se unió al reclamo de justicia que imperó en el evento fúnebre.

“El que hizo esto tiene que pagarlo, hay que hacer justicia porque si ahora se fue ella, se fue Alexa, ¿quién más se va a ir? Vamos a hacer justicia con Michelle”, resaltó Batania al pedir un aplauso “para la extraordinaria mujer que fue ella”.

Por su parte, el joven Michael Marrero tomó la palabra en el duelo para destacar la lucha que caracterizó a Michelle para ser aceptada como mujer.

Quiero que siempre que alguien la vaya a recordar y con mucho respeto a la familia, la recuerden como ella, porque ella luchó por una aceptación y entiendo que se merece un respeto y lo menos que podemos hacer para respetar su memoria es respetarla como ella siempre quiso que la respetaran”, dijo el mayagüezano.

“Hoy yo no despido a Daniel, hoy yo despido a Michelle porque (ella) siempre nos hizo saber que aun estando en su transición, que ella era Michelle y hoy te digo a nombre de todos los que nos acompañan aquí, que jamás en la vida va a haber alguien que sea tan especial como tú”, concluyó.