Una ciudadana denunció que fue víctima de fraude mediante una llamada telefónica en la que le ofreció información personal de su cuenta bancaria a un pirata cibernético.

Según el informe de novedades, la querellante informó que ayer, martes, que a eso de las 11:00 a.m., mientras estaba en Canóvanas recibió una llamada del número de teléfono (787) 433-9900 de una persona que se identificó como representante del sistema ATH Móvil.

Luego de que le brindara su información personal, se percató que le retiraron sin su consentimiento $425 de su cuenta.

Las autoridades han reiterado que no se debe ofrecer información personal por teléfono.