José Ramón Ocasio Tirado era un hombre muy servicial, esmerado en la atención al prójimo. Así lo describió su amigo, Silvano Vega, quien no salía de su asombro al conocer que el hombre de 46 años había fallecido en un trágico accidente de auto en San Lorenzo en la noche del sábado, junto a su madre y hermano, y del que únicamente sobrevive su hija de cuatro años de edad.

Ocasio Tirado conducía un Toyota modelo Celica, del año 2000, color rojo, por la PR-183, kilómetro 9.7, intersección con la calle 10 en las Parcelas Tamarindo, cuando -según se informó preliminarmente-, un hombre identificado como Henry X. Serrano, de 24 años y residente del estado de Massachusetts, conducía una guagua Hyundai, modelo Palisade modelo de 2021, color negro, por el lugar antes mencionado y rebasó la luz roja del semáforo. Esta acción provocó que impactara el Toyota, en el que también iban Víctor Manuel Ocasio Tirado, de 48 años; María Tirado Rodríguez, de 70 años; y la menor de cuatro años. Los tres adultos fallecieron en el lugar por las heridas recibidas. La niña estaba estable con lesiones leves y fue llevada al Centro Médico en Río Piedras.

A Serrano se le realizó la prueba de aliento de alcohol, arrojando 0.00%.

José Ramón Ocasio Tirado
José Ramón Ocasio Tirado (Captura )

Él (José Ramón) era un cliente que se convirtió en amigo. Hace más de un año lo conocí en Rent-A-Center de Caguas, donde él trabajaba. Y cuando me hace las preguntas sobre mi trabajo, y le digo que soy hojalatero, me dice que tiene un carro, el Celica, que se lo habían pintado mal… que quería arreglarlo. Y ahí comenzó todo. Me dijo: ‘vamos a meterle mano’. Luego le pinté otros carros y se hizo una amistad”, contó Silvano Vega compungido a Primera Hora.

El hojalatero supo de la trágica noticia en la madrugada del domingo y procedió a llamar a su teléfono. Al no obtener respuesta, se comunicó con la excompañera de Ocasio Tirado, quien le confirmó el deceso.

“Me comuniqué con Dayanara (Morales) y me dijo que acaba de morir… era un muchacho bueno, tremenda persona, bien servicial. Antier hablamos y me dijo que me iba a llevar otro carro para pintarlo, porque él era bien maniático con sus carritos”, recordó.

Dayanara Morales, por su parte, compartió con este diario que conoció a quien fuera su pareja por los pasados cuatro años, cuando laboraba en Me Salvé en Caguas. “Él iba todos los días a buscar su chocolate, su Crunch, y comenzamos a hablar. Siempre me hacía reír. Él era simpático con todo el mundo, bien conversador, siempre buscaba la vuelta para que te rieras”, explicó.

Aunque hace dos meses habían terminado su relación de pareja, ambos continuaban en comunicación casi a diario.

“Siempre estaba pendiente de mí, de si me hacía falta algo. Siempre me apoyaba… yo soy enfermera, pero me gusta todo lo que es el maquillaje y el arreglo de uñas… y él me decía: ‘mete mano, bregamos con eso’. Siempre estaba apoyándome”, compartió ahogada en llanto.

Añadió que el Toyota Celica era uno de los autos preferidos de Ocasio Tirado y que en un momento Dayanara le dijo que le gustaría quedarse con él. “Me dijo: ‘¡ese carro me lo llevo conmigo’… y mira lo que pasó”, reflexionó.

La última vez que se comunicaron, indicó, fue ayer, a través de un mensaje de texto.

Llevaba varias semanas sin verlo y algo me decía ayer que lo llamara… pero no lo llamé. Le envié un mensaje y me respondió… No lo puedo creer. Me decía que me amaba, que no quería que nuestra relación se acabara, me dedicó una canción. De verdad que era bien especial”, culminó Dayanara sin poder hablar más.

Se teoriza que el conductor de la guagua Hyundai color negro rebasó una luz roja.
Se teoriza que el conductor de la guagua Hyundai color negro rebasó una luz roja.

Viva de milagro

El teniente Elvis Zeno, director auxiliar de la División de Tránsito de la Policía, aseguró que la menor, hija de José Ramón, “está viva de milagro”, pues el impacto al vehículo que conducía su padre fue por el área de chofer y ella estaba sentada detrás de él.

“Para que tengas una idea, su abuela estaba al otro lado y murió. La bebé estaba detrás del papá, y recibió todo ese impacto… solamente se quejaba de dolor en la barriguita. Está viva de milagro, salió ilesa”, reiteró Zeno a Primera Hora.

La menor estaba en un asiento protector, como exige la ley, y lo que a juicio del teniente ayudó a salvarle la vida, “si no, hubiera salido expulsada del vehículo”.

Por lo pronto, las autoridades se aprestan a recopilar videos de las cámaras de seguridad de negocios aledaños para corroborar alguna negligencia.

Según Zeno, el conductor de la Hyundai, Serrano, asegura que la luz del semáforo que rebasó estaba amarilla, “y si es así, comoquiera, hay una negligencia de su parte, porque tampoco podemos descartar el factor velocidad”.

Añadió que el fiscal dio instrucciones para que Serrano no abandonara el País y fue citado para acudir al tribunal.

Sobre la cantidad de accidentes fatales acontecidos en el País en los últimos días, el teniente lamentó los sucesos y enfatizó que “tenemos todos nuestros recursos en las carreteras, en las costas… y se están matando por negligencia, por velocidad, por distracción”.