La Policía se queda, por el momento, en el residencial Luis Lloréns Torres, en Santurce.

El designado comisionado del Negociado de la Policía, Antonio López Figueroa, señaló este miércoles que, tras esclarecer la muerte de tres policías durante una persecución, evalúan qué ocurrirá con la fuerte movilización policiaca que realizaron el pasado lunes en el complejo de vivienda pública. Fue allí en donde se internó el responsable de la matanza, identificado como David Rivera Batiz, para escabullir a los agentes. Sin embargo, el hombre apareció asesinado en la madrugada del martes con un letrero de cartón que leía: “Yo soy el responsable del asesinato de los guardia(s). Aquí está”.

Hombre asesinado y que apareció con letrero de cartón fue el que mató a los tres policías

A preguntas de Primera Hora en torno a si la ocupación policiaca continuaría, el comisionado afirmó que “esa estrategia la estamos evaluando y, en su momento, pues, decidiremos qué se va a hacer con la estadía allí en Lloréns Torres”.

No reveló ni siquiera si se disminuiría la presencia policiaca, que desde el lunes había estado en unos 300 agentes federales y estatales, así como el sobrevuelo constante del helicóptero de la Uniformada.

“Tenemos los efectivos necesarios para poder llevar tranquilidad y paz en ese residencial y estaremos evaluando el proceder en los próximos días”, sostuvo durante una conferencia de prensa en la que dio por esclarecida la muerte de los policías municipales Luis X. Salamán Conde y Eliezer Hernández Cartagena, así como del agente estatal Luis Marrero Díaz.

Cuando se le mencionó que los residentes han abogado por la salida de la Policía, López Figueroa señaló que la presencia policiaca es buena para la comunidad.

“Yo le pido que sea al contrario, que invoquen que la Policía se mantenga dando ronda y proveyendo un ambiente de seguridad en el lugar”, sentenció.