Las autoridades revelaron que la osamenta humana que fue hallada el 1 de septiembre sepultada en una finca Palmarejo localizada en el sector Monte Verde del barrio San Isidro en Canóvanas, corresponde a Luis Elicier Lebrón.

El hombre de 27 años, que fue identificado mediante placas dentales en el Instituto de Ciencias Forenses, fue reportado como desaparecido desde el 24 de febrero del sector Ciénaga Baja del barrio Malpica en Río Grande, donde vivía, confirmó el sargento Sergio Brito, supervisor de la División de Homicidios de Carolina.

Los investigadores acudieron al lugar para corroborar confidencias sobre un cadáver sepultado en la finca que está registrada a nombre de la Autoridad de Tierras y primero pudieron observar el hueso de un brazo.

Al realizar la excavación completa encontraron sus restos muy deteriorados.

El sargento agregó que investigan el caso como un hallazgo de una osamenta, pero hasta que no obtengan la certificación de muerte, que se encuentra pendiente de unos estudios, no puede afirmar que se trate de un asesinato.

Las autoridades aguardan por la certificación de muerte que se encuentra pendiente de estudios en el Instituto de Ciencias Forenses.
Las autoridades aguardan por la certificación de muerte que se encuentra pendiente de estudios en el Instituto de Ciencias Forenses. (Suministrada )

El agente Karl McDaniel, adscrito a la División de Homicidios de Carolina tiene a cargo la pesquisa.

Si posee información que ayude con el esclarecimiento del caso puede llamar a la línea confidencial del Negociado de la Policía al (787) 343-2020.