Nueve conductores fueron intervenidos ayer por transitar en un vehículo con el último número de la tablilla impar en violación a la Orden Ejecutiva 2020-029 que impone un toque de queda más estricto al anterior para controlar el riesgo de contagios con el coronavirus.

Las denuncias a los conductores ocurrieron en las áreas policíacas de Arecibo, Bayamón, Aguadilla y Utuado con dos casos, respectivamente y una en Ponce.

La OE dispone que vehículos de motor con las tablillas que terminen con letras o con números pares (0,2,4,6,8 y letras) podrán transitar los lunes, miércoles y viernes y los que tienen tablillas impares (1,3,5,7,9) los martes, jueves y sábados. Los domingos todos deben permanecer en sus hogares a menos que se trate de una salida de emergencia.

El Negociado de la Policía informó que desde el 15 de marzo han arrestado 507 personas y denunciado a 949 por violación al toque de queda.

Aquellos violadores se exponen a una multa de $5,000 o hasta seis meses de cárcel o ambas penas a discreción del juez.

Según se desprende de los datos recogidos en las estadísticas oficiales del Negociado de la Policía, ayer también se arrestaron a 18 personas y se expidieron 84 denuncias.

Desde que comenzó la primera fase del toque de queda el 15 de marzo, se han arrestado a 507 personas y denunciado a 949.

Una de estas intervenciones fue con cinco agentes adscritos a la Unidad Marítima de Guayama que se encontraban compartiendo en grupo en la playa del sector Los Limones del barrio Pozuelo de ese municipio.