Al cumplirse hoy dos meses del asesinato de la transexual Alexa, la investigación no ha tenido avances significativos para identificar y acusar a los sospechosos del crimen.

El teniente coronel Rolando Trinidad, superintendente auxiliar de Investigaciones Criminales, se limitó a decirle a Primera Hora que en esta etapa “el proceso investigativo no ha tenido avances trascendentales”. Esta es la misma respuesta que se ofreció hace un mes.

La mujer trans, conocida como Alexa, fue asesinada de varios impactos de bala durante la madrugada del 24 de febrero en la carretera PR-165, en Toa Baja. Su acoso y los insultos que le gritaron sus agresores fueron captados en un vídeo difundido horas después del crimen a través de las redes sociales en el que se escuchan disparos, posiblemente, de un arma neumática.

El asesinato no ha sido clasificado como un crimen de odio, ni se ha establecido un motivo.

Horas antes del asesinato, un ciudadano denunció a través de las redes sociales la presencia de Alexa en el baño de damas en el restaurante de comida rápida McDonald’s de Toa Baja y radicó una querella en su contra porque, presuntamente, utilizaba un espejo para intentar mirar las partes íntimas de su esposa. El alegato resultó infundado, pues luego trascendió que Alexa usaba el espejo para mirar en su reflejo quien la perseguía.

El activista de derechos humanos Pedro Julio Serrano le exigió al Negociado de la Policía de Puerto Rico que revele el estatus de esta pesquisa, además de otras ocho muertes y varios ataques a personas LGBTTIQ que han ocurrido en Puerto Rico desde enero del año pasado.

“Reconozco que hay una emergencia por motivo del coronavirus, pero no podemos olvidar la emergencia que causa la violencia en contra de la gente LGBTTIQ y los posibles crímenes de odio que han ocurrido en los pasados 15 meses. La Policía tiene la obligación de divulgar el estatus de las investigaciones de al menos siete asesinatos, una muerte sin causa determinada y varios ataques en los que personas LGBTTIQ han sido heridas desde enero de 2020”, sentenció Serrano.

El portavoz de Puerto Rico Para [email protected] se refiere a los asesinatos del trapero Kevin Fret, de Yampi en Moca, de dos hombres ultimados en el Monumento al Jíbaro el año pasado, otra caso a mediados de febrero en Salinas cuya causa de muerte no se ha determinado y el doble asesinato en Humacao esta semana. Además, en el área de descanso del Monumento al Jíbaro han ocurrido varios ataques a personas LGBTTIQ en los que las víctimas han resultado heridas.

“Es como si hubiera una cacería en contra de la gente LGBTTIQ. Exigimos que la Policía y el gobierno atiendan, de inmediato, esta crisis de violencia en contra de la gente LGBTTIQ. No pueden seguir ignorando estos posibles crímenes de odio. Su inacción es negligente, su silencio es ensordecedor, su insensibilidad es cómplice. Las personas LGBTTIQ merecemos vivir en paz, equidad y libertad”, concluyó Serrano.