La defensa de Jensen Medina Cardona presentó el miércoles otra moción sobre supresión de evidencia, en esta ocasión sobre las dos armas y cualquier otra evidencia ocupada en la residencia de la hermana de Medina, acusado por el asesinato de Arellys Mercado Ríos.

Hoy a las 9:00 a.m. inició la vista pautada para ver la otra moción de supresión de evidencia que presentó la defensa el pasado 27 de noviembre, en la que alegó que la identificación por confrontación fotográfica que hicieron los testigos principales del caso se llevó a cabo de manera “irregular”.

Los abogados le solicitaron al tribunal la supresión de esa evidencia antes que comience el juicio, el cual está pautado para la semana que viene.

Sin embargo, cuando el juez José M. Marrero abrió los trabajos a las 9:00 de la mañana, los abogados de defensa no estaban.

En cuanto a la nueva moción, la defensa alega que la ocupación de las armas se hizo sin mediar una orden.

“Debido a que el registro a la residencia ubicada en la carretera 798 km. 30.0, Barrio Río Cañas en Caguas, se llevó a cabo sin mediar orden judicial previa y sin cumplir con los requisitos rigurosamente definidos bajo las doctrinas de autoridad común, autoridad aparente a relación suficiente con respecto a la propiedad a ser registrada nos encontramos claramente ante una violación a la expectativa de privacidad subjetiva del acusado de epígrafe..”, reza la moción.

Por eso, solicitan al tribunal que “previo los trámites de la celebración del juicio en su fondo pautado para el 12 de diciembre, ordene la celebración de la correspondiente vista evidenciaria sobre la supresión de evidencia que aquí se solicita, independiente y separada del juicio en su fondo”.