El Municipio de Toa Baja tomaba medidas de precaución en horas de la mañana con miras a las lluvias que se esperaban en la tarde con los remanentes de Beryl.

El alcalde Bernardo "Betito" Márquez indicó que, tras las primeras lluvias de la madrugada y temprano en la mañana, no se habían registrado inundaciones en su municipio, que fue uno de los más afectados durante el huracán María.

En septiembre pasado, el área de Levittown tuvo uno de los episodios más inesperados, pero con las primeras horas de la onda tropical que afecta a la Isla ese sector seguía bajo control.

No obstante, Márquez dijo que mantenía brigadas en el área listas para responder en caso de que sea necesario, mientras que en los pasados días se dieron a la tarea de limpiar escombros de cuerpos de agua y desagües de alcantarillados pluviales, así como la desembocadura al mar.

Mientras, Márquez tenía una reunión con el personal de emergencia a media mañana para determinar la necesidad de medidas adicionales a medida que se esperan más lluvias en la tarde de hoy.