Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

A 100 años de la gran sacudida

Por Jayson Vázquez Torres 10/10/2018 |11:55 p.m.
En 1918 Puerto Rico sufrió su último gran sismo en el que murieron 116 personas y hubo pérdidas económicas ascendentes a $4 millones ($71,977,810.22 en la actualidad). (Archivo)  
El último gran terremoto que nos afectó ocurrió un día como hoy en 1918 con su origen en el Cañón de la Mona.

Fue exactamente a las 10:14 de la mañana, un día como hoy hace 100 años, que la tierra comenzó a vibrar y a sacudirse con violencia en todo Puerto Rico. Edificios de mampostería comenzaron a agrietarse y pedazos de paredes cayeron al suelo en segundos... había llegado el terremoto grande.

Ese 11 de octubre de 1918, Puerto Rico sufrió su último gran sismo en el que murieron 116 personas y hubo pérdidas económicas ascendentes a $4 millones ($71,977,810.22 en la actualidad).

El epicentro del movimiento telúrico se ubicó en el Cañón de la Mona, al noreste de Aguadilla, y su intensidad se estimó entre 7.3 y 7.5 grados.

Según el informe publicado en 1919 por la Sociedad Sismológica de América, que recoge los testimonios de testigos, así como información de los sismógrafos de la época y la evidencia que lograron recopilar investigadores, fueron dos movimientos de tierra. El primero duró alrededor de dos minutos, y dos minutos más tarde ocurrió otro que duró 30 segundos. El movimiento fue descrito como una vibración vertical, seguido de oscilación horizontal.

“De repente, oímos un rugido que venía de debajo de la tierra. No sabíamos lo que era, pero todos nos asustamos. El señor López (maestro de matemáticas) dejó de hablar y nos miró como buscando algo. Unos segundos más tarde sentimos el salón sacudiéndose fuerte, muy fuerte. En un impulso, todos empezamos a correr hacia el pasillo y luego hacia las escaleras. En ese momento todo el mundo estaba gritando en pánico y corriendo escaleras abajo. Me empujaron y me empujaron, pero yo lo que quería era salir. Vi a muchos niños cayendo y a los demás corriendo sobre ellos y aun continuaba el horrible temblor”, dice el testimonio de Josefina Cintrón, recopilado en 1991 y quien estaba en quinto grado en una escuela en Mayagüez cuando ocurrió el terremoto.

 

el último gran terremoto (1918)
1/13
cor

A las 10:14 de la mañana, la tierra comenzó a vibrar y a sacudirse con violencia. (RSPR)

Los edificios de mampostería se agrietaron y pedazos de paredes cayeron estrepitosamente al suelo. (RSPR)

Hubo dos movimientos; el primero duró alrededor de dos minutos y dos minutos más tarde ocurrió otro que duró 30 segundos. (RSPR)

Las torres de la catedral quedaron destrozadas por lo que fueron derribadas más tarde.

Mayagüez, que era el pueblo con más población en el oeste, fue el más afectado.

Hay reportes de réplicas sentidas hasta marzo del 1919. (RSPR)

Los edificios de mampostería no resistieron el movimiento.

Su intensidad se estimó entre 7.3 y 7.5 grados.(RSPR)

El terremoto fue debido a la súbita fractura de las rocas que forman el lecho del óceano. (RSPR)

La parte noroeste de la Isla fue la más afectada por el terremoto dada su proximidad al epicentro.(RSPR)

En el pueblo de Aguadilla 32 personas murieron ahogadas y cerca de 300 ranchos existentes en la playa fueron destruídos. En la vecindad de Punta Agujerada 8 personas murieron ahogadas. (RSPR)

El maremoto que siguió este movimiento llegó en apenas unos cinco minutos a Aguadilla.(RSPR)

La ola entró hasta 100 metros tierra adentro, según testigos y alcanzó una altura de unos 20 pies. (RSPR)

El maremoto que siguió este movimiento llegó en apenas cinco minutos a Aguadilla.

La ola llegó hasta 100 metros tierra adentro, según testigos de la época, y alcanzó una altura de 20 pies. En ese municipio, 300 humildes casas fueron destruidas por el agua y 32 personas murieron ahogados.

La ola siguió su rumbo y en 23 minutos llegó a Mayagüez, en 30 a Loíza y en 45 a Boquerón. Desde entonces, no se ha registrado un movimiento de tierra como este en Puerto Rico, aunque los  expertos advierten que puede ocurrir en cualquier momento.

“No sabemos cuándo vamos a tener el evento aquí. No hay equipo, no tenemos forma de saber qué falla nos va a dar el cantazo. Sí podemos ver la acumulación de energía, la deformación y todo eso, pero la clave está en prepararnos”, dijo a este diario Víctor Huérfano, director de la Red Sísmica de Puerto Rico.

“Lo que recomiendan los expertos es hacer el Shake Out, que es el agáchate, cúbrete y sujétate. Claro, eso depende de dónde estés. Si estás en casa en las zonas remotas de la Isla, de esas que están en zancos, lo que tienes que practicar es la forma de salir de ellas lo más rápido posible, con cuidado”, sentenció.

A través de la historia sísmica de Puerto Rico, los terremotos se han registrado en el norte, en el oeste y en el este, por lo que se desconoce  dónde ocurrirá el próximo.

Eso sí, Huérfano entiende que las estructuras que fueron construidas  siguiendo los códigos de construcción vigentes deben aguantar el movimiento y mantenerse en pie.

“El código provee para que no colapse la estructura, pero no lo que efectos no estructurales, como que caigan objetos y que explote un tanque de gas”, indicó.

Luego de un terremoto fuerte, si vives, trabajas o si andas de paseo  en la playa, debes seguir la ruta de desalojo lo más pronto posible.

Huérfano compara el terremoto recién ocurrido en Indonesia (7.5), que tuvo un efecto bien local y dejó a miles de muertos y desaparecidos.

Conmemoración del centenario

Hoy, en horario de 9:00 de la mañana hasta el mediodía, la Red Sísmica de Puerto Rico de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Mayagüez, realizará un acto de recordación.

El evento se llevará a cabo en los predios del Estadio Isidoro "Cholo" García de Mayagüez.  Allí habrá un acto ecuménico en recordación a las víctimas del terremoto y tsunami del 1918.

La actividad es libre de costo y abierta al público general.

Varios de los que se han sentido aquí

1946: El 8 de agosto ocurrió un terremoto en República Dominicana de magnitud de 7.4 grados, lo que provocó un tsunami que llegó a Mayagüez y a Aguadilla.

1918: Cañón de la Mona. Su intensidad fue estimada entre 7.3 y 7.5 grados.

1867: Pasaje de la Anegada. Tuvo una magnitud  de 7.3 grados. Este también provocó un tsunami que llegó a municipios como Humacao y Vieques.

1787: Se estima que tuvo una magnitud de entre 8 y 8.5 grados y generó un tsunami de hasta 60 pies de altura. Las paredes del Castillo San Felipe del Morro se afectaron.

1717: Las iglesias en Arecibo y San Germán fueron destruidas.

1670: Se registraron daños en San Germán y San Juan.

Regresa a la portada

Tags

terremotoMayagüezRed Sísmicatemblor