Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Familia que lo perdió todo en un incendio en Corozal necesita de tu ayuda

Por Femmy Irizarry Álvarez 05/25/2019 |11:45 p.m.
Cuando Orlando Albizu, el esposo de Rosado llegó de su trabajo -como policía municipal en Dorado- se encontró con el panorama desolador. (Suministrada)  
La madre logró salir con su hija de seis años en brazos de la estructura en llamas.

A Arleen Rosado le parece que todavía está viviendo una pesadilla luego que milagrosamente escapara con su hija de seis años de un incendio que redujo a cenizas su casa de madera.

Los hechos ocurrieron a las 11:40 de la noche del jueves en el sector Los Llanos, calle Los Pinos del Barrio Palmarejo en Corozal, mientras ambas dormían.

Cuando Orlando Albizu, el esposo de Rosado llegó de su trabajo -como policía municipal en Dorado- se encontró con el panorama desolador.

“Es una experiencia que no se la deseo a nadie. Me creo que estoy en una pesadilla. Estaba durmiendo y algo me dijo, ‘abre los ojos’ y cuando abro veo el humo. Miro al área del pasillo, por la puerta abierta, y  veo el resplandor y dije, ‘hay un fuego’. Cogí una toalla y arrope a la niña mientras le gritaba que se levantara. Algo me decía, ‘sal pronto’ y salí sin poder rescatar nada. No pasaron ni tres minutos cuando la casa estaba en llamas”, narró la perjudicada.

Cuando Rosado dice que miró por la puerta, esta declaración reviste mayor importancia. Y es que madre e hija siempre cierran la puerta mientras duermen. Sin embargo, esa noche la menor fue al baño y al regresar tuvo problemas para ponerle el seguro.

La vecina de Corozal admite que gracias a que la puerta se quedó abierta pudo ver el fuego y huir a tiempo.

 

en minutos esta familia se quedó sin hogar
1/7
cor

Un incendio redujo a cenizas la casa de madera de Arleen Rosado, Orlando Albizu y su pequeña hija. (Suministrada)

Los hechos ocurrieron a las 11:40 de la noche del jueves en el sector Los Llanos, calle Los Pinos del Barrio Palmarejo en Corozal, mientras ambas dormían. (Suministrada)

Cuando Orlando Albizu, el esposo de Rosado llegó de su trabajo -como policía municipal en Dorado- se encontró con el panorama desolador. (Suministrada)

Madre e hija siempre cierran la puerta mientras duermen. Esa noche la menor fue al baño y al regresar tuvo problemas para ponerle el seguro. (Suministrada)

La vecina de Corozal admite que gracias a que la puerta se quedó abierta pudo ver el fuego y huir a tiempo. (Suministrada)

Además de la estructura y todo lo que contenía en su interior, la familia también perdió un vehículo y el otro se afectó por el calor. (Suministrada)

Albizu indicó que mientras trabajaba recibió la llamada de su esposa informándole del siniestro. (Suministrada)

Además de la estructura y todo lo que contenía en su interior, la familia también perdió un vehículo y el otro se afectó por el calor.

De su parte, Albizu indicó que mientras trabajaba recibió la llamada de su esposa informándole del siniestro.

“Ella logró salir sin poder sacar nada, solo a la nena. En cuestión de minutos el fuego se había apoderado de la casa”, narró a Primera Hora el hombre, que también insistió en el hecho de que su hija no pudiera cerrar la puerta.

“Ella se pone a bregar con la puerta y se le dificulta bregar con el seguro y no se lo pone. La mamá le dice, ‘déjala abierta para que entre fresco’, y gracias a Dios la dejaron abierta porque ahí se percata por el resplandor del fuego”, agregó.

Al momento se desconoce qué ocasionó el siniestro en la vivienda que fue construida con “mucho sacrificio”, pero la familia cree que fue un corto circuito ya que luego del huracán María han tenido problemas con bajones de luz. Incluso, ya en una ocasión hubo un cambio de transformador.

Pese a tanta dificultad esta familia sonríe. Albizu dice que está bendecido porque todo el mundo lo ha respaldado, aunque sea con llamadas de apoyo. Incluso, en el municipio de Corozal lo han ayudado.

Ahora se están quedando en casa de los padres de Rosado, quien dice sonriendo que regresó a su cuarto de soltera.

Precisamente de ese hogar salió para casarse con Albizu y el sueño de ambos era tener una casa prefabricada.

Aún recuerdan con emoción cuando participaron en el concurso “Primera Hora y Casas Mi Edén te Regalan el Hogar de tus Sueños”, que aunque no se llevaron la casa fueron casi ganadores.

¿Pero cómo es eso?

Es que Albizu explicó que luego que sacaron al ganador, en broma, sacaron un segundo sobre y fueron ellos “los ganadores”.

“Fue un por poco”, dice el agente municipal riendo a carcajadas.

Sobre la expedición que tenía que hacer para buscar portadas de Primera Hora para participar, mencionó que no dejó zafacón de negocios que no buscó, incluso, los de instituciones carcelarias donde llegaban periódicos.

“A veces en los restaurantes me trataban mal porque pensaban que era un deambulante. Fue una misión pero también fue una aventura”, aseguró.

Llevó 2,300 participaciones.

Si usted quiere ayudar a esta familia que necesita con urgencia construir un nuevo hogar puede hacerlo a través de ATH Móvil al 787-396-4417.

Regresa a la portada

Tags

Corozalincendio